El Rincón Habla - Noticias de Rincón de la Victoria

  • Diario Digital | viernes, 01 de julio de 2022
  • Actualizado 13:11

PRIVATIZACIÓN EMMSA

Los trabajadores de EMMSA, abocados al conflicto colectivo

El pago de un año y medio de atrasos y la actualización de la tabla salarial empañan la privatización de los servicios de limpieza que ha llevado a cabo el tripartito de Rincón de la Victoria.
Trabajadores contra la privatización de EMMSA
Trabajadores contra la privatización de EMMSA
Los trabajadores de EMMSA, abocados al conflicto colectivo

El alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, rubricó el pasado martes 10 de mayo, la privatización del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos, punto limpio, limpieza viaria y de playas del municipio que será prestado por la empresa FCC Medio Ambiente, durante los próximos 10 años por un importe de la primera anualidad de 7.919.604 euros.

FCC, Fomento de Construcciones y Contratas, es también el socio privado de la Empresa Mixta EMMSA con la que los trabajadores llevan manteniendo diferentes reuniones con el fin de alcanzar un acuerdo respecto al pago de los atrasos y la actualización de las tablas salariales, diferencias que se encuentran en este momento enquistadas y que todo apunta que acabará en un conflicto colectivo. El otro socio de la empresa mixta, el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria y su presidente, Francisco Salado, permanecen en silencio.

Firma de contrato
Firma de contrato

Fuentes autorizadas del Comité de empresa tiene claro que están “abocados al conflicto colectivo antes de que acabe el año” porque la empresa adeuda todavía los atrasos de las subidas salariales desde enero de 2021, lo que supone una deuda media por trabajador, a día de hoy, de 2.500 euros. Cada mes que pase sin alcanzarse un acuerdo, esta deuda crecerá 250 euros (de media) por trabajador y mes, en una plantilla, la de EMMSA, de 132 trabajadores, que comprenden tanto la Viaria como la de Edificios Municipales.

El segundo punto de discusión sobre la mesa, más importante incluso que el primero, es precisamente la actualización de las tablas salariales según marca el Convenio Colectivo para 2021 y 2022 según el IPC. Desde el comité indican que el IPC interanual según diferente estudios marcaría una subida del 6,5%. “Sin embargo, la empresa (FCC) quiere negociar un 3,1% y su postura es inflexible”, nos dicen desde Comité.

“Estamos intentando desatascar la situación por la vía de la negociación pero la postura de la empresa es inflexible”, insisten. “El conflicto colectivo se producirá antes de final de año”, auguran desde el Comité, un conflicto que previsiblemente alcanzará a Clece con la privatización de la limpieza de edificios municipales que se firmará próximamente.

Este Comité contó con el respaldo unánime de los trabajadores el pasado 28 de abril.

 

El Ayuntamiento permanece en silencio

 “Pedimos entrar en la nueva empresa con paz social y cumplir con nuestro trabajo, y que la empresa cumpla con el suyo que también es respetar y cumplir el convenio. Ahora mismo, el clima es de frustración que va a más, y claro, esto produce una merma en el rendimiento de la plantilla porque la empresa no muestra buena voluntad. No pedimos nada que no esté en el convenio”, añaden.

También les sorprende la actitud del Ayuntamiento, socio en la empresa mixta junto a FCC. “El Ayuntamiento está dejando hacer a la empresa aunque tiene el 50% de la responsabilidad. No está haciendo mucho a pesar de ese 50% en EMMSA y de ser clientes en la segunda parte”, comentan.

Además, desde el comité aclaran que su postura no es para nada inflexible y que siempre han querido mostrar su buena fe en las negociaciones, por eso, explican que “los trabajadores han puesto sobre la mesa facilidades de pago a la empresa como pagos fraccionados o convertir parte de los atrasos y de la subida del IPC con beneficios sociales”. “También se ha rechazado esta propuesta. La empresa está cerrada en banda”, concluyen.