El Rincón Habla - Inspirational Magazine

  • Diario Digital | martes, 16 de julio de 2024
  • Actualizado 02:39

ESPAÑA TIENE EL IVA CULTURAL MÁS ALTO DE LA ZONA EURO

La Cultura no es un lujo. Menos IVA y más Cultura

Como decía García Lorca "Un pueblo que no ayuda y no fomenta su teatro: si no está muerto, está moribundo”.

Los efectos de la subida del IVA cultural del 8% al 21% ha conseguido un gran descenso del número de espectadores, así como una disminución de la recaudación neta y la pérdida de miles de puestos de trabajo directos e indirectos.

la cultura no es un lujo
La cultura no es un lujo
La Cultura no es un lujo. Menos IVA y más Cultura

En Alemania, el IVA cultural, es del 7%; en Grecia, es del 9%; en Portugal, del 13%; en Italia, del 10%; pero es que en Francia, es tan sólo del 5,5% (con la particularidad de que las primeras 140 representaciones teatrales, tributan únicamente al 2,1%. Y en Noruega, amigos, es del 0% ¡No hay gravamen! España tiene el IVA cultural más alto de la zona euro, con un escandaloso 21%.

Este sangrante impuesto ha propiciado que se cierren muchos teatros emblemáticos (Arlequín, Arenal, Albéniz…) así como que otros, hoy día, sean usados como discotecas; o para hacer macrofiestas (Teatros Barceló, Eslava, Capital…)

Y qué contar del Palacio de la Música de la Gran Vía de Madrid, diseñado inicialmente como sala de conciertos, y que luego pasó a ser un cine. Actualmente, el Ayuntamiento de Madrid estudia cambiar la licencia del recinto de "Uso Cultural" para "Uso Urbanístico" y de esta forma, que pueda albergar una tienda.

Como amiga de muchos actores, actrices y directores, veo cómo este brutal impuesto, afecta a estupendos profesionales. Hay quienes se han bajado de las tablas del teatro, hasta que la cosa cambie, como es el caso de mi gran amigo, el actor Carlos Olalla (Víctor Ros, El tiempo entre costuras, Velvet) que anunció públicamente: "SE ACABÓ. ME BAJO DEL ESCENARIO. Amo al teatro, por encima de todo. Y es  porque lo amo tanto, que, no volveré a subir profesionalmente a un escenario, hasta que bajen el IVA".

Otros profesionales están pasando verdaderos estragos para sobrevivir. Trabajan mucho más, para ganar muy poco. La gran mayoría ya no trabaja a caché, sino que va a recaudación de taquilla, bajando los precios de sus entradas y por tanto, recaudando lo mínimo, que muchas veces, no es suficiente.

El actor Carlos Olalla (Víctor RosEl tiempo entre costurasVelvet) que anunció públicamente: "SE ACABÓ. ME BAJO DEL ESCENARIO".

Como amante de la Cultura, y sobre todo del Teatro, animo y apoyo a mis amigos: grandes profesionales de la interpretación, para que sigan trabajando; para que no se bajen de los escenarios, pues pienso que llegará el momento en que la Cultura Teatral vuelva a tener su lugar en nuestro país. Esta es la herencia que debemos dejar a nuestros hijos: una Cultura libre, accesible a todas las escalas sociales. En España, contamos con un talento de jóvenes (y no tan jóvenes) increíble, y no podemos permitir que se les ahogue con este impuesto injusto, que se les condene al puro abandono. Por mi parte, seguiré yendo al teatro. Iré a conciertos. Compraré libros, música…

Como un día le dije a mi amigo Eduardo Velasco: Sois supervivientes de la interpretación.