El Rincón Habla - Inspirational Magazine

  • Diario Digital | jueves, 28 de septiembre de 2023
  • Actualizado 00:00

ESPELEOLOGÍA

La Cueva de la Victoria abre al público el próximo 25 de febrero

Se podrá visitar en grupos reducidos de 10 personas y bajo supervisión espeleológica.
Cueva de La Victoria
Cueva de La Victoria
La Cueva de la Victoria abre al público el próximo 25 de febrero

La Cueva de la Victoria abrirá al público a partir del 25 de febrero. Las visitas espeleológicas a estos yacimientos se realizarán en grupos reducidos de diez personas. Serán visitas de unas dos horas, recibiendo explicaciones y contemplado todo tipo de vestigios paleolíticos y neolíticos. Se realizarán tres visitas diarias: los viernes, sábados y domingos: a las diez de la mañana, a las doce y media y a las cuatro de la tarde.

La divulgación científica de la Geología y la Prehistoria atesorada en las Cuevas del Cantal permitirá vivir una experiencia inolvidable y se trata de una actividad tipificada como de Turismo Espeleológico Activo.

Los precios para visitar la Cueva de la Victoria serán de 16,50 euros, precio general (mayor de 14 años y menor de 70 años); para grupos de diez personas: 13,75 euros (cada entrada); y precio infantil: 13,75 euros (hasta 14 años inclusive). Para los visitantes que acrediten su condición de empadronado en Rincón de la Victoria, el precio será también de 13,75 euros.

La empresa, Ardalestur, se encargará de las visitas guiadas del yacimiento prehistórico de Rincón de la Victoria. Los guías de la experiencia, Pedro Cantalejo Espejo y Cristóbal Leal Valle, de la empresa Ardalestur, han explicado que “la visita comenzará en La Cueva del Tesoro, en la gran sala de la Virgen, para visitar entre otros, la pintura del Ciervo. De ahí se iniciará el camino hacía el Parque Arqueológico para introducirnos en la cavidad de la Victoria, con una bajada subterránea de 3 metros y dar paso a la sala del dorsel”.

La Cueva de la Victoria

La Bahía de Málaga conserva en el acantilado del Cantal, una serie de grandes cavidades naturales que fueron refugio de los primeros grupos humanos durante más de cuarenta mil años. En total suman dos kilómetros de galerías que albergan pinturas y grabados del Paleolítico superior y Neolítico, así como un potente yacimiento arqueológico prehistórico.

La Cueva de la Victoria fue una concurrida cavidad funeraria del Neolítico. Hace unos 13.000 años se plasmaron las siluetas de varios individuos en una de sus galerías. Cada uno de ellos se posiciona de una forma diferente frente al otro en representación de los vivos, pues en el centro de aquella galería se situaban los restos de aquellos que fallecían.

La tipología antropomorfa es la más numerosa del conjunto de pinturas con 67 individuos representados. La mayoría de las figuras humanas se basan en un esquema simple que representa el tronco y las extremidades superiores.

Lo más llamativo y peculiar de este conjunto de motivos temáticos es la tonalidad que presentan. Se trata de un color que originalmente debió ser casi blanco, aunque en la actualidad ha virado a un tono más amarillo.

Los vestigios encontrados en La Victoria van mucho más allá de las pinturas. Numerosas piezas han sido recuperadas y hoy siguen expuestas en el Museo Arqueológico Nacional como uno de los principales referentes neolíticos de la península.