El Rincón Habla - Noticias de Rincón de la Victoria

  • Diario Digital | viernes, 01 de julio de 2022
  • Actualizado 13:11

APRENDER A GESTIONAR LAS EMOCIONES

Espiral Centro de Yoga: la fuerza del yoga para todos en Rincón de la Victoria

Entrar en Espiral Centro de Yoga es respirar serenidad y tranquilidad para recorrer el camino de revitalizar cuerpo y mente. Sus alumnas coinciden en que les ha cambiado la percepción de sus vidas. Te lo contamos todo aquí.

Espiral Centro de Yoga, en Rincón de la Victoria.
Espiral Centro de Yoga, en Rincón de la Victoria.
Espiral Centro de Yoga: la fuerza del yoga para todos en Rincón de la Victoria

Si buscas un lugar donde practicar Yoga en Rincón de la Victoria, 'Espiral Centro de Yoga' es el sitio y Lorena es la maestra.

Lorena, profesora y propietaria de Espiral Centro de Yoga, nos comenta que “el yoga es una práctica para la evolución del ser humano, una dimensión con la que no estamos familiarizados en occidente pero que existe dentro de cada uno de nosotros. No debemos de confundirlo con Pilates o la práctica de un deporte. El yoga es una senda que conduce a la integración del ser”.

En el centro de yoga 'Espiral' se imparte la modalidad Hatha Yoga, que es un tipo de yoga que trabaja cuerpo y mente, la respiración y su energía. “Es la práctica clásica del yoga, que se traduce como yoga de la fuerza, de la unión del sol y la luna, del consciente y el subconsciente. Busca la fuerza y la unidad dentro de la persona”, explica Lorena.

“Uno de sus principios fundamentales es la no violencia, no sólo hacia los demás sino hacia uno mismo. Esta actitud mejora la convivencia con el entorno y hace que su práctica sea accesible para todos, desde el respeto y la escucha atenta al propio cuerpo”, añade la maestra.

“Es una manera de encontrar la paz mental, de recorrer un camino interior y poderlo transmitir”

Sus alumnas nos dicen que el Hatha Yoga ayuda a gestionar las emociones y que se traduce en una actitud ante la vida para la persona y también para su entorno, porque cambiando uno cambia el resto.  Irene encontró paz y tranquilidad. “Salgo de clase revitalizada totalmente”, nos comenta y añade, con cierta emoción, que el yoga le ha ayudado a controlar su actividad diaria y sus relaciones sociales.

“Cuando se conecta el cuerpo con la mente, se entra en un espacio totalmente desconocido con nuestros propios pensamientos y te das cuenta que ahí están todos nuestros problemas, ansiedades, miedos”, nos explica Eva, otra de las alumnas de Lorena.

Alumnas de Espiral Centro de Yoga

Eva, profesional de la medicina, lleva dos años practicando Hatha Yoga y reconoce que le ha servido en esta época de pandemia para controlar sus emociones. “Lo llevo a mi consulta cuando tengo una situación de estrés. Es una manera de encontrar la quietud mental, de hacer un camino de conciencia interior y poderlo transmitir”, nos dice.

Para Amparo y Charo, Lorena es el punto de partida y siempre está presente en ellas, porque “es intuitiva, pendiente de cómo nos encontramos y nos va adaptando día a día la clase porque uno no está cien por cien siempre”, subrayan.

“Con el yoga encuentro sosiego y el tiempo de la clase es para conectar con una misma”, añade Charo, la alumna más veterana. Amparo, por su parte, apostilla que “es una forma de pensar, una actitud ante la vida; y de las clases y los cursos de meditación tengo frases recurrentes que en un momento determinado tiro de ellas en mi mente, me las repito y funciona”.

Todas las alumnas coinciden en la bondad y profesionalidad con la que Lorena transmite sus conocimientos. Ella deja que estés, te ayuda a disfrutar del espacio, a armonizar con el entorno y al tiempo corrige ayudando a que cojas confianza con tu cuerpo. “Se trata de ir descubriendo según el momento de cada uno y esto da mucha satisfacción y seguridad”, subrayan.

El yoga es para cada etapa de la vida y para todo el mundo

Lorena tiene una amplia trayectoria tanto en la práctica del Yoga como en la formación. Han sido más de 15 años practicándolo y otros 10 dedicándose de manera profesional a guiar a sus alumnos a través de la práctica del Hatha Yoga, para lo que está certificada como profesora de Yoga y Yoga terapeútipo.

Lorena Espiral Centro de Yoga

Además, no enseña nada que no haya experimentado ella misma. Por eso, su dedicación y trayectoria le han llevado a elegir precisamente el Hatha Yoga para su centro, porque es uno de los estilos más completos y que más se ciñe a los orígenes del Yoga.

Lorena tiene una personalidad suave, tranquila y trasmite serenidad. Habla pausada y sosegadamente cuando nos explica más sobre esta modalidad. “En el Hatha Yoga se concibe al ser humano como algo holístico porque lo que se busca es esa integración. Esta unión entre cuerpo y mente no se consigue desde el primer día pero si paso a paso”, nos cuenta.

Espiral Centro de Yoga

Una de las cosas que diferencia a este Centro y a su propietaria es la seriedad y su experiencia. En el centro se respira una energía que une a alumnas y profesora.  En la clase  se practica lo mismo pero cada una a su ritmo y respetando las limitaciones de su cuerpo.

Espiral Centro de Yoga está en Rincón de la Victoria, en calle La Corta, detrás de la plaza del Señorío, teléfono de contacto: 640 53 71 54 y página en rrss https://www.facebook.com/espiralcentroyoga/

Las clases son de lunes a viernes en horario de mañana y tarde. Los viernes hay yoga para niños. También existe una modalidad de clases de Hatha Yoga adaptadas para aquellas personas que por los motivos que sean tienen la movilidad reducida o que se están recuperándose de una lesión o que quieren una práctica más suave.

Por último, un domingo al mes se organizan curso de meditación y otro sobre las  prácticas del Hatha Yoga.

Espiral Centro de Yoga Fachada