El Rincón Habla - Noticias de Rincón de la Victoria

  • Diario Digital | domingo, 07 de junio de 2020
  • Actualizado 07:15

CORONAVIRUS

CEA rechaza las medidas laborales adoptadas por el gobierno de España

Los empresarios andaluces califican las últimas medidas del Gobierno como decepcionantes e inoportunas, y que impedirán sentar las bases de la  recuperación económica de España y provocarán más desempleo. "Parecen ser adoptadas a espaldas de la realidad que viven los empresarios y autónomos" y "sin consultar con las organizaciones empresariales".
Fachada de CEA
Fachada de CEA
CEA rechaza las medidas laborales adoptadas por el gobierno de España

La Confederación de Empresarios de Andalucía, CEA, han criticado unas unas medidas que han calificado de desleales con el mundo empresarial que "desde un primer momento se ha puesto a disposición del conjunto de la sociedad, con innumerables muestras de solidaridad y compromiso, a pesar de que muchos sectores prácticamente tienen prohibido el ejercicio de su actividad y, aquellos otros que pueden ejercerla están en mínimos de facturación".

La Confederación han recalcado que las medidas se han tomada "sin consultar con las organizaciones empresariales", cambiando radicalmente de criterio, respecto a la flexibilidad solicitada por las organizaciones empresariales.

CEA ha explicado que dos de esas medidas, la prohibición del despido y la suspensión de los contratos temporales son decepcionantes y hasta cierto punto, perjudiciales para la economía. "No tiene sentido plantear que, una vez se normalice la situación, se volverá a activar la temporalidad cuando, en muchos casos no habrá ya actividad y, por lo tanto, no habrá empleo que salvaguardar".

"El planteamiento no solo no es realista, es un ataque directo a la figura del empresario, a quien poco menos que se le acusa de querer utilizar un contexto sobrevenido, una crisis sanitaria que está provocando el fallecimiento de miles de personas en España, para despedir a trabajadores", han criticado.

Estas medidas, han continuado diciendo, suponen una restricción para el principio Constitucional de Libertad de Empresa, porque no es cierto que en todos los casos la situación sea necesariamente temporal. "Hay pedidos y trabajos que se van a perder desgraciadamente. Aunque todos lo deseáramos todos, no se trata de un mero paréntesis de la economía como pretenden hacer creer, obligando además a las empresas a mantener empleos durante seis meses, cuando en muchos casos será muy difícil".

Por último, CEA, como también lo hacen sus organizaciones nacionales CEOE-CEPYME, ha lamentado que el Gobierno trate de arrojar sospechas y desconfianza sobre el empresariado, cuando se requiere justamente un esfuerzo conjunto y una unidad sin fisuras.