El Rincón Habla - Inspirational Magazine

  • Diario Digital | lunes, 22 de abril de 2024
  • Actualizado 00:04

Yo no quiero ser cómplice de los Planes de Emprendimiento de las Administraciones

Desde el año 2011 llevamos asistiendo como espectadores y como protagonistas a los planes de emprendimiento de unas y otras administraciones. Tras estos años y en conciencia, como periódico, tomamos la siguiente decisión.

Igual que buhoneros nos venden espacios de coworking, fábulas de grandes proyectos, ayudas a los emprendedores y, en definitiva, la gran oportunidad española, porque decir “el sueño americano” les parecía demasiado incluso a ellos.

ulises atraído por los cantos de sirena
Ulises atraído por los cantos de sirena.
Yo no quiero ser cómplice de los Planes de Emprendimiento de las Administraciones

Como agresivos vendedores, no te leen la letra pequeña de las subvenciones cargadas de IRPF, de las interminables justificaciones y de los fondos que nunca llegan y que es culpa siempre de otra administración. Son vendedores de despacho que en la mayoría de los casos no han emprendido nunca, que aconsejan desde la comodidad de un sueldo de alguna empresa o fundación con financiación pública.  

Sin embargo, olvidan mencionar que más de 3 millones de autónomos siguen luchando por una cuota a la Seguridad Social justa, por el llamado RETA –Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, que no es sino un impuesto al trabajo: en un país donde el trabajo es un derecho, hay que pagar un canon por ejercer dicho derecho, situado en un mínimo de 260 euros cada mes aproximadamente (45.000 de las antiguas pesetas), factures o no factures. 

Tampoco te cuentan el casi nulo acceso que tiene un autónomo a financiación, con unos planes ICO que son meras quimeras y bancos que se apresuran a venderte en su lugar créditos personales a un módico 9% de interés, mientras que a ellos el BCE les deja el dinero a un 0%.

No es necesario apuntar ningún color político en estos cantos de sirena, porque unos y otros mantienen desde el Olimpo su particular lucha por ver quién reduce más la lista de parados a costa de los autónomos y pequeños empresarios.

Podría continuar, pero este esbozo es suficiente para explicar que este periódico, en conciencia, no publicará informaciones sobre planes para autónomos, espacios de coworking o milongas parecidas, para no ser cómplices de arrojar a parados (en la mayoría de los casos, con el drama que esto supone) al mar de los sargazos que es emprender en España.