15:02h. Viernes, 20 de Julio de 2018

PINTURA

Rodrigo Vivar: "Una buena obra está en el pintor, no en la obra en sí"

Rodrigo Vivar, malagueño, pintor, académico, que ahora, y de siempre, vive su pintura pero como dice “no de la pintura”. La afición le viene de tiempo atrás, “soy una de esas personas que ve un papel en blanco y se vuelve loco”.

Rodrigo Vivar. Exposición en Totalán. 2014
Rodrigo Vivar. Exposición en Totalán. 2014
Con motivo de la VI edición de la Noche en Blanco, recuperamos la entrevista que este periódico hizo al maestro Rodrigo Vivar Aguirre, pintor y miembro de la academia de las artes de San Telmo de Málaga, en 2014 para la edición en papel.

 


Su pintura pasa por varias facetas. Ha tenido momentos de abstractos y también se metió con Velázquez. En aquella época, de joven, existía mucho inconformismo.  Prácticamente las ideas, los libros y movimientos venían de estraperlo, comprados en Argentina u otro país. En ese momento, la pintura era prácticamente el único lenguaje para expresar esas ideas, “sí, teníamos la libertad de plasmar ese inconformismo a través de la pintura. Teníamos la suerte de poder hacerlo”.

Sorprende gratamente la humildad y normalidad en su charla, cuando recuerda a la Peña Montmartre y sus reuniones en la parte de alta de El Pimpi. Allí tenían tertulias y exponían sus cuadros. Cuenta la anécdota de que un día le propusieron dar una charla sobre el dibujo, algo que en España no se le ha dado mucho valor. Cuando estaba en plena conferencia, se quedó asombrado, comenta, porque se marchaba todo el mundo pensando que no era nada atractivo su tema, y es que en ese momento estaba otro grande, Antonio Gala, y todos fueron a escucharle. 

La pintura de Rodrigo Vivar es su propia vida, no tiene un estilo definido sino que va cambiando a media que cambia su vida. Pero siempre siguiendo la  misma línea. “Hay  épocas en que me ha gustado mucho Sorolla. Ahora no tanto. Pero vaya, para mi Sorolla es el número uno de la pintura española. Después cambia uno de gustos y ahora me encanta Solana. Hay gran diferencia entre estos pintores pero estos cambios de gusto van con la edad”.

Además, nos explica que "a medida que uno se hace mayor va cambiando también su pintura". "Una buena obra está en el pintor no en la obra en sí. El pintor es el que marca la pauta y que charlando con el pintor sabes más que viendo los cuadros. La personalidad de un hombre está en su persona pero no en el cuadro, el cuadro es una copia de eso". 

A la sombra de un gran árbol y aspirando el humo de su cigarrillo, hablando de la técnica afirma que sí tiene una uniformidad  que va por una misma línea y que para él, el óleo está por encima del acrílico. Sin embargo le gusta más  la acuarela. “Son buenos ratos los que paso con la acuarela. Con ella  puedes dar más de ti. Tiene una transparencia y unas calidades que no tiene el óleo. Con el óleo puedes hacer una obra de arte maravillosa mientras que con la acuarela es difícil sacar una verdadera obra de arte. Cada clase de pintura te da una libertad  y tiene sus más y sus menos. El pintor debe de ceñirse a la materia que tiene para hacer la obra".

Entre los meses de junio y julio de 2015 expuso una muestra de sus obras en Casa Fuerte Bezmiliana de Rincón de la Victoria, con el título "Pasión por la pintura".