El Rincón Habla - Noticias de Rincón de la Victoria

  • Diario Digital | jueves, 23 de enero de 2020
  • Actualizado 16:02

La reciente instrucción de la DGT sobre patinetes eléctricos, pone de nuevo el foco sobre la práctica inexistencia de carriles para bicicleta en Rincón de la Victoria. Así están las cosas a nivel estructural y normativo.

Carril bici
Carril bici

La instrucción, que prohíbe la circulación de estos patinetes por aceras y zonas peatonales, les envía en Rincón de la Victoria irremediablemente a la calzada, a pesar de que la vigente Ordenanza de Circulación considera peatones en su artículo 16.1.e. a “los que utilicen para su desplazamiento patines, patinetes, monopatines, triciclos de niños o aparatos similares”, que no es incompatible con la instrucción de la DGT, que se refiere a los eléctricos.

Pero claro, cuando las ordenanzas se quedan de repente obsoletas, aparecen contradicciones como el artículo 16.5 de la Ordenanza de Circulación, que dice que “los peatones, y especialmente los que utilicen patines, monopatines o aparatos similares, no deberán entorpecer indebidamente la circulación”. ¿Entonces voy o no voy por la calzada?

Esto ya ocurre con las bicicletas. La normativa de la DGT prohíbe la circulación de bicicletas por aceras y zonas peatonales, incluido el paseo marítimo. También lo recoge la Ordenanza Municipal de Circulación, en el artículo 75: “Las bicicletas podrán circular por las aceras, andenes y paseos si tienen un carril especialmente reservado a esta finalidad […] Si no circulan por los carriles reservados a bicicletas, lo harán por la calzada, tan cerca de la acera como sea posible, […]. 

Si nos fijamos en los datos, Rincón de la Victoria cuenta únicamente con 850 metros aproximadamente de carril bici, bidireccional y de anchura reglamentaria, que es el que va desde Calafrores, en la Cala del Moral, hasta el carril San Carlos, en Rincón de la Victoria, y que atraviesa los túneles del Cantal. Ninguna de las 17 grandes avenidas del municipio tiene un solo tramo de carril bici, ni que decir tiene si hablamos en concreto de las avenidas de Málaga, del Merditerráneo, de la Torre, de la Axarquía y del Golf, o la lamentable falta de conexión peatonal siquiera con Parque Victoria.

El resto de los 8 kilómetros de costa del municipio, disponen de un carril mal llamado carril deportivo, que no es un carril bici sino un carril de Servicio Auxiliar, como lo definió el actual concejal de Medio Ambiente, es decir, un carril de uso para los servicios municipales y que de paso, hace las veces de carril para hacer deporte, en ningún caso exclusivo para las bicicletas, básicamente porque no existe ninguna normativa u ordenanza al respecto que lo regule, ni siquiera el recientemente concluido Plan de Aprovechamiento de Playas.

Un estudio reciente municipal define la red de carriles bici de la siguiente manera: “La infraestructura para la red ciclista del término municipal de Rincón de la Victoria puede definirse inicialmente como inconexa e incompleta. Esta definición se basa en primer lugar en su corta proyección en cuanto a desarrollo, e inconexa por su falta de conectividad con lugares de interés”. 

Me resulta interesante referirme en este punto a las ordenanzas municipales, ya que son éstas las que tienen que regular el aparcamiento de bicicletas y monopatines en la calle, y que es una constante en las dudas de los usuarios. A este respecto, ni la Ordenanza de Circulación ni de Vía Pública hacen una sola referencia a ello.

Mucho tienen que cambiar las voluntades para acometer el cambio en Rincón de la Victoria. De poco o nada sirve un proyecto en las escuelas de fomento de la bicicleta, si no se llevan a cabo los cambios necesarios en las normativas y las infraestructuras municipales.