19:50h. Jueves, 21 de Febrero de 2019

FEMINICIDIO

Año tras año nos animamos a escribir, con la esperanza de que el año que viene digamos algo diferente, algo positivo, algo que nos lleve a pensar que esta sociedad está cambiando, pero otro año más nos encontramos con la misma realidad.

Una encuesta del ayuntamiento de Málaga nos deja ver una de las causas, esa encuesta nos dice que la mayoría de los hombres entrevistados creían que había los mismos casos de hombres maltratados que de mujeres, pero que los hombres no denunciaban. Esto sumado a la preocupante aceptación entre los y las jóvenes de la violencia psicológica y física, nos lleva a pensar que la violencia machista es algo crónico y enquistado en nuestra sociedad.

No me gusta hablar de números porque sin quererlo, perdemos las caras de la vidas perdidas o destrozadas por esta violencia, pero para argumentar lo que voy a decir nos hace falta. Desde el año 1999 han sido asesinadas más de 1000 mujeres "oficialmente". El terrorismo de ETA ha asesinado menos en mas años, y para la sociedad no cabe  duda de que  lo que hace ETA es terrorismo, intentando crear miedo y terror para imponer sus ideas.  Acaso lo que intenta hacer el machismo no es lo mismo? asesinar a mujeres y a niños no es crear terror ?, cual es el objetivo de los kamikazes machistas ? no es acaso crear terror para que otra mujer se lo piense antes de plantar cara a su maltratador ?, acaso no es "FEMINICIDIO" lo que está haciendo la violencia machista?  Por eso debemos llamar a la violencia machista terrorismo, con todas la connotaciones negativas que tiene el terrorismo y los terrorista en nuestro país.

Por eso, este año, además de pedir un gran pacto de estado para terminar con tantos asesinatos, de pedir financiación para educar, proteger y prever,  de pedir igualdad en sueldo y condiciones laborales y sociales para la mujer, pido que se deje de llamar a esta forma de terror  violencia machista, y que desde ya, solo la llamemos TERRORISMO MACHISTA.

Sería injusto terminar este artículo sin mencionar  el gran trabajo realizado por profesionales y colectivos , a pesar de los continuos y cada vez más agresivos recortes que se han aplicado a los programas de educación , prevención y protección.

Pepa Montes

Lele Gómez