El Rincón Habla - Noticias de Rincón de la Victoria

  • Diario Digital | sábado, 22 de enero de 2022
  • Actualizado 18:44

FALLO DEL PREMIO MICRORELATOS CÍRCULO CULTURAL BEZMILIANA EDICIÓN MARZO 2015

“El Reencuentro” de Salvador Miguel Carrillo Fernández ganador de la edición de marzo

Carmen López Cueto con “Como siempre” fue la finalista.

El jurado del Concurso de Microrrelatos organizado por el Círculo Cultural Bezmiliana, reunidos en la tarde de ayer dio su veredicto ganador de la edición de marzo 2015, al relato de Salvador Carrillo Fernández denominado “El Reencuentro” y como finalista la participante Carmen López Cueto con “Como siempre”. El representante del jurado felicito a todos los concursantes por el alto nivel y calidad literaria general de los microrrelatos presentados

“El Reencuentro” de Salvador Miguel Carrillo Fernández ganador de la edición de marzo

El Concurso de Microrrelatos organizado por el Círculo Cultural Bezmiliana en esta su sexta edición, correspondiente al mes de marzo de 2015, demuestra la gran acogida tanto por los rinconeros como por aficionados a la escritura de otras localidades próximas al municipio de Rincón.

Tal y como se expresa en sus bases, la  duración del concurso es de un año, de octubre 2014  a septiembre de 2015, siendo la participación libre y gratuita para cualquier persona que lo desee. De los doce relatos mensuales premiados, se elegirá el relato ganador del año, que será compensado con una dotación económica.

Asimismo, el relato a presentar tendrá un máximo de 150 palabras, un contenido relacionado de algún modo con el término municipal de Rincón de la Victoria y deberá contener obligatoriamente en su redacción una frase y tres palabras que publicará al principio del mes correspondiente, en su web y redes sociales el Círculo Cultural Bezmiliana. La fecha tope para presentar el relato será el último día del mes.


Os dejamos el relato ganador y finalista del mes de marzo. ¡Felicidades a los premiados!

Ganador edición marzo 2015

EL REENCUENTRO de Salvador Miguel Carrillo Fernández

Daniel estaba invadido por la melancolía, mientras tomaba una tapa de ensaladilla rusa y una cerveza, en el chiringuito “El Guajiro”, recordando aquel amor de verano.

Se sentía como con el alma devorada  por una mantis religiosa, al revivir cada encuentro amoroso en aquellos acantilados del tajo.

Mientras caminaba cabizbajo de regreso a casa, el corazón pareció querer salírsele del pecho, al observar que entre los pasajeros que se bajaban del autobús, estaba ella.

Alejandra le sonrió y corrió a su encuentro, se fundieron en un efusivo abrazo. Ella le dijo que se instalaba definitivamente en el pueblo.

Para celebrarlo, embriagaron aquella noche fresca de septiembre, con miradas, besos y caricias por los bares del paseo marítimo, poniendo el broche a aquel reencuentro, en un espectáculo de entrega y pasión junto a una jábega, en aquella madrugada, en la que la luna y la diosa Noctiluca fueron los únicos testigos.


Relato finalista COMO SIEMPRE de Carmen López Cueto

La ensaladilla rusa y la cerveza presidían la mesa del bar donde te esperaba, en el paseo marítimo del Rincón de la Victoria. Cerca de casa.

En un macetero distinguí una mantis religiosa y la miré fijamente. ¡Qué bicho más feo!

Luego volví en mí. Un año más, volvías a casa de tus padres al comenzar la primavera y aprovechábamos para vernos.

Resulta complicado explicar lo que se siente al reencontrarte con tu primer amor año tras año. Simplemente nos gustaba vernos y hablar. Nunca disponíamos de mucho tiempo, pero disfrutábamos al 100%. Tú me contabas tus viajes con tus novias y yo los quebraderos de cabeza que me daban el trabajo y los nenes. Y reíamos. Reíamos mucho.

Dijiste: ¡Hola! Y, como siempre, tu voz me sonó cálida y familiar.

-¡Hola!, repliqué.

Dos besos y de inmediato empezamos a hablar. De todo y de nada. Como siempre.