07:15h. Martes, 17 de Julio de 2018

CÍRCULO CULTURAL BEZMILIANA

"Pez grande vs Pez chico" y "Mi amigo Eladio" ganador y finalista del concurso de Microrrelatos del Círculo Cultural Bezmiliana

Ángel Domínguez con Pez grande Vs Pez chico ha sido el ganador de la edición de enero del III Concurso de Microrrelatos organizado por el Círculo Cultural Bezmiliana.

Peces nadando
Peces nadando

El autor en su microrrelato Pez grande Vs Pez Chico ha hilado muy fino las palabras y frase que el concurso ofrece a los participantes. Ángel Domínguez con sutileza e imaginación nos lleva a una situación cómica-dramática que invita a leer hasta el final.

Por otro lado el finalista Santiago Messa con Mi amigo Eladio, nos acerca a la cotidianidad de su protagonista que no por ser ya un hombre mayor deja de lado la curiosidad y el observar lo que le rodea y siempre con el beneplácito, o no, de su fiel mascota.

Les dejamos los microrrelatos ¡Disfruten de su lectura!

 


Microrrelato GANADOR 
PEZ GRANDE VS PEZ CHICO  
Autor: Ángel Domínguez Meléndez

Me encontraba nadando plácidamente en las playas del Rincón de la Victoria, con mis pequeñas aletas, repleto de escamas duras, cuando choqué de frente con él. ¡Era grande, enorme! ¡Con brillantez de plata! Según mi aprendizaje, di por sentado que iba a comerme. Nunca he sido ejemplo de heroicidad, así que apreté mis diminutos ojos esféricos y esperé lo peor. ¡Qué situación! Solo se pegó a mí, y empezó a rozarse a un ritmo cada vez más frenético. Al final, vertió un líquido cristalino en mi boca y se fue, dejándome flotando en la perplejidad. Los ancianos se complacen en dar buenos consejos, pero jamás hay que tomárselos al pie de la letra.


Microrrelato FINALISTA
MI AMIGO ELADIO
Autor: Santiago Messa Poullet 

Mi amigo Eladio se había jubilado aquel año en el que todavía evidenciaba buena planta; conversación culta, brillante, divertida y amena y la memoria detallada y milimétrica. Se dejaba acompañar por una perrita que escudriñaba y gruñía a los tertulianos con los que se cruzaba y no le daban buenas vibraciones. Eladio se dejaba guiar por esta situación de aprendizaje y confiaba en el instinto perruno de su sabia mascota. 

Como ejemplo de ciudadano pensionista, gustaba de dar buenos paseos matutinos hasta el mirador de la Virgen del Carmen y generosos baños: acuáticos y de sol.

Siempre me agrada cruzarme con él, comprobar la aquiescencia del pequeño can y recabar alguna máxima, o ejemplo de locución con el que recrearme. Se despide con su clásico: "los ancianos se complacen en dar buenos consejos"... y continúa su paseo rinconero buscando un nuevo encuentro con el que solazarse. Gran tipo Eladio.