El Rincón Habla - Noticias de Rincón de la Victoria

  • Diario Digital | sábado, 12 de junio de 2021
  • Actualizado 22:57

“LA CHICA QUE SONREÍA CON LOS OJOS”, PREMIO LITERARIO CÍRCULO ROJO 2015

Entrevista a Antonio F. Ortiz, ese soñador despierto que nos escribe

Entrevistamos a Antonio F. Ortiz, el escritor que nos habla del amor y de la amistad, la nostalgia por aquellos bellos recuerdos, como es el primer amor. Acaba de ver nacer a su segunda parte: La chica que sonreía con los ojos. Parte Dos. Una historia con un final sorprendente e inesperado, que cuenta con su reciente Premio Literario Círculo Rojo 2015.

Antonio F Ortiz
Antonio F Ortiz
Entrevista a Antonio F. Ortiz, ese soñador despierto que nos escribe

El pasado 5 de junio, me reuní con su autor, el malagueño Antonio F. Ortiz, perote de adopción, que vino a pasar el día en nuestro pueblo, para presentar su bilogía de La Chica. Aprovechando que estábamos de Feria de la Tapa, lo invité a disfrutar de un día de “tapa y caña” junto al mar. Posteriormente, tomando café, aproveché para entrevistarlo:

R: ¿Cuándo descubriste que te gustaba escribir?

A: Creo que desde siempre tuve la necesidad de expresarme, fuera a través de las palabras, o del dibujo, otra de las pasiones de mi niñez.

R: Tu primera obra publicada por una editorial fue Yo, funcionario de prisiones, una obra autobiográfica, ¿pensaste que después de este libro, vendrían más?

A: Aquella obra nació de la necesidad que sentía de mostrar realmente cómo son las penas privativas de libertad en España. El resultado fue tan bueno, que me pregunté hasta dónde podía llegar a través de la ficción. Humildemente, nunca pensé llegar a transmitir tanto, como para ganar un premio literario de novela.

R: Has escrito tanto novela como poesía. Como se les dice a los niños: ¿a quién quieres más, a papá o a mamá…? ¿Novela o poesía?¿Por qué?

A: ¡Quiero a papá! (Risas) La novela me permite proyectar una película en la mente del lector. Es un reto hacer que no abandone una historia. Puedes desarrollar una trama, así como personajes. La poesía es toda una osadía, porque tienes que condensar una historia, en mi caso, en sólo doce versos. Me considero novelista y un eterno aprendiz de poeta.

R: ¿Por qué decidiste hacer partícipe al pueblo de Álora en tu novela La Chica que Sonreía con los Ojos? ¿Fue como homenaje al tiempo que pasabas allí?

A: Tenía una buena historia entre manos. Utilizar el bellísimo pueblo de Álora, tuvo un aspecto nostálgico, pues es el lugar donde he pasado mis mejores momentos y donde vivo actualmente. Por otro lado, lo conozco muy bien. La bohemia innata de sus habitantes; tradiciones... Es más fácil hablar sobre lo que se conoce, claro.

R: ¿Crees que has visto tu sueño cumplido?

A: Sí. Sin lugar a dudas, Rocío. Primero, por el reconocimiento mayoritario de los lectores; y por un premio concedido por un jurado que valora cómo escribes y la trayectoria de los últimos años.

R: De todas tus obras,  ¿con qué personaje te quedarías?

A: Me seduce Mario García, de El Pinche Gachupín. Un cantante malagueño que se mete en un buen lío en Acapulco, formando parte de un triángulo amoroso; en medio de una guerra de cárteles mexicanos. Mario es todo un canalla. Me gustan los personajes que tienen un lado oscuro, pero que caen simpáticos al lector, porque éste se identifica con él, rápidamente.

R: Si te ofrecieran hacer una película de una de tus obras, ¿cuál elegirías? ¿Y qué actor/actriz sería el personaje principal?

A: Tal vez, elegiría La Chica que Sonreía con los Ojos, por ser una historia universal, que narra sentimientos que hemos vivido alguna vez. Un canto a la vida y a vivirla como quieras. Pero haría películas con cualquiera de ellas, por supuesto. (Risas) ¿Actor? Si nombro uno, se me enfada el resto. Pero puestos a ser atrevidos, ofrezcámosle a Antonio Banderas el papel de Gonzalo Loureiro.
Y así conseguiríamos que Banderas, se lleve un premio importante, ¡al fin! (más risas).

Antonio, ¿te atreves con un test que te quiero hacer para saber más de ti?

Un libro que no sea el tuyo: Cartas de Nicodemo de Jan Dobraczynski.

Un lugar donde te gustaría perderte: ¡Ninguno! ¡Quiero siempre saber dónde estoy! (Risas)

Tu comida preferida: Rape a la marinera, siempre que le echen a la salsa un poco de almendra.

Una manía: Comprobar una y otra vez todo. Demasiado perfeccionista… ¡A ver lo que escribes! (Risas)

Un secreto inconfensable: la KGB enseña muy bien a sus agentes secretos (Risas)

Tu cita preferida (de un libro, una película, una canción): Barreré para casa. “Quien se ancla al pasado, navega en círculos…” de La Chica que Sonreía con los Ojos.


Reseña

La Chica que Sonreía con los Ojos es una historia sencilla, nostálgica, abrumadora y sobre todo, pasional, que transcurre en el hermoso Valle del Guadalhorce, principalmente en el municipio de Álora. Habla del amor, la amistad. La nostalgia por aquellos bellos recuerdos, como es el primer amor. Con un final sorprendente e inesperado, esta novela que cuenta con su reciente Premio Literario Círculo Rojo 2015, acaba de ver nacer a su segunda parte: La chica que sonreía con los ojos. Parte Dos.

 


Biografía

Antonio F. ortiz nació en Málaga, en 1975. Funcionario de prisiones desde 1997, destinado en muchas prisiones de Andalucía. Lleva en Alhaurín de la Torre desde 1999. Sus obras: Yo, funcionario de prisiones (2005); Yossi, el clon de Jesucristo (2011); El Pinche Gachupín (2012); Credetis Me? (2013); La Chica que Sonreía con los Ojos (2014); Eterno Aprendiz de Poeta (2014) y La Chica que Sonreía con los Ojos. Parte Dos (2015).