El Rincón Habla - Noticias de Rincón de la Victoria

  • Diario Digital | viernes, 22 de octubre de 2021
  • Actualizado 05:04

De mal en peor, hasta que todo pase

La quinta ola no da tregua en Rincón de la Victoria que supera ya la tasa de 500 contagios por 100.000 habitantes en 14 días. Mientras, el equipo de gobierno local permanece en silencio ganando tiempo hasta que esto pase por sí solo.
Medidas Coronavirus
Medidas Coronavirus
De mal en peor, hasta que todo pase

La quinta ola está aquí, en Rincón de la Victoria, donde la tasa de contagios no ha parado de subir durante las últimas dos semanas. Todo ello a pesar de las vacunaciones, porque la población es más rápida en lanzarse a disfrutar del verano, de la fiesta y la feria, con la ayuda de una relajación de medidas, todo hay que decirlo, como la de anular la obligatoriedad de las mascarillas, tomadas antes de tiempo ante la llegada de la variante Delta.

Aquí, en la parte local, la que nos toca, el gobierno municipal depende de las medidas de la Junta de Andalucía que es la que tiene las competencias en materia de Sanidad. Sin embargo, eso no es óbice para que el alcalde y presidente de Diputación, Francisco Salado (PP), pida medidas complementarias a la Junta de Andalucía: a Juanma Moreno o a Elías Bendodo. ¡Qué locura! Es mejor esperar a que esto escampe por sí solo.

En cualquier caso, desde la tribuna de Diputación, Salado indicaba que estaría dispuesto a implantar toques de queda, sólo "si esto se desborda y para evitar botellones", según recogía Europa Press. Debe ser que Rincón de la Victoria está sobrepasada por los botellones que la tasa de contagios no para de subir descontrolada. Quizá ahora que hemos superado la tasa de 500, el alcalde y presidente se anime a pedir un cribado masivo para su municipio. ¡Qué locura!

En cualquier caso, mientras que el ejemplo que dan gobernantes imprudentes sea la de obviar esta quinta ola y hacer como que aquí no pasa nada, muchos vecinos seguirán ese ejemplo, ya que, aunque parezca anecdótico, no hay que olvidar que la gran medida del Partido Popular rinconero en la lucha contra el Covid fue la de prohibir las carpas en las playas mientras autorizan guateques para 300 mayores, en una provincia, Málaga, donde más sube el número de contagios y hospitalizaciones.