El Rincón Habla - Noticias de Rincón de la Victoria

  • Diario Digital | lunes, 06 de julio de 2020
  • Actualizado 18:30

¿Carpas sí o carpas no?

Un cartel informativo situado en diferentes puntos del litoral prohibían desde el 1 de junio, la instalación de carpas de playas a pesar de que no existe un razonamiento claro al respecto.
Carpas de playa
Carpas de playa
¿Carpas sí o carpas no?

El ayuntamiento de Rincón de la Victoria ha publicado en su página web un nuevo Bando con fecha de este viernes, 5 de junio, "para una mayor claridad y concreción" y para establecer normas y recomendaciones para la protección de las personas que usen y disfruten las playas del municipio durante la temporada de baño, desde la entrada en vigor del mismo hasta el 30 de septiembre.

En este nuevo Bando, el Ayuntamiento prohibe de forma expresa algo que parece referirse a las carpas y que dice: "Se prohíben terminantemente las acampadas, así como la instalación de cualquier tienda de campaña, estructura con lonas y demás habitáculos, cualquiera que fuesen sus materiales y formas, abiertas o cerradas. Se permite la instalación de sombrillas, siempre desmontables, que sean totalmente diáfanas y no pudiendo ser cerradas perimetralmente con ningún material ni bajo ninguna circunstancia, ni adosar varias entre sí. Los Agentes de la Autoridad podrán requerir verbalmente el desmontaje inmediato de las instalaciones que incumpliere lo aquí dispuesto".

Previamente, el 31 de Mayo, el Consistorio publicaba un bando informativo con motivo de la entrada en Fase 2, dando las recomendaciones de seguridad una vez que se abrían las playas para su uso y el baño. Paralelamente, colocaba en diferentes puntos del litoral, carteles informativos con un decálogo de recomendaciones y un dibujo, entre otros, en el que prohibían la instalación de carpas, a pesar de que el bando informativo no hacía mención a ello.

E2DD53E1-AEEE-4821-972A-FC8F60604485

¿Falta de sensibilidad o política de turismo?

Son muchas las familias de vecinos y visitantes las que hacen uso de carpas de playa, una estructura de sombra que está disponible en el mercado, para pasar un día de playa. Si hablamos de visitantes de pueblos del interior que se desplazan puntualmente, generalmente en fin de semana, resultan de utilidad para protegerse, dicha unidad familiar, del calor y de la exposición prolongada a la radiación solar.

Por otra parte, a pesar de que el Ayuntamiento ve necesario en los puntos accesibles colocar un chamizo para proteger del sol a los usuarios que hagan uso de estos emplazamientos, no considera la misma utilidad que familias con personas mayores y niños pequeños puedan instalar una carpa de 3x3 metros, abiertas y desmontables, vecinos o visitantes, para proteger del sol a los más vulnerables, durante el tiempo que están en la playa.

Si hacemos caso a las recomendaciones sanitarias, en las que se requiere una distancia entre grupos de 2 metros y un espacio por bañista de 2x2 metros, ¿qué espacio necesita una familia de 5 ó 6 miembros? ¿Cabrían en una carpa de 9 metros cuadrados? 

Nos encontramos ante la eterna cuestión: regular o prohibir. Lo fácil es prohibir; lo difícil, regular, porque implica adaptarse a los tiempos y a los usos y costumbres de la población. A no ser que la prohibición obedezca a la política del estilo de turismo que persiga este Ayuntamiento.

Habrá que esperar si cambia algo en próximos bandos según se avance de fase. En cualquier caso, este fin de semana estaban prohibidas las carpas.