19:12h. Jueves, 21 de Febrero de 2019

“YO, PROTESTO”

MONEYBAGS
MONEYBAGS

El pasado miércoles 27 de julio, el concejal Delegado de Economía y Hacienda, Antonio Moreno Laguna, de Ahora Rincón, presentó una moción con carácter de denuncia, para declarar ilegítimos los importes por habitante de Rincón de la Victoria correspondiente al rescate financiero del Gobierno Español y pedir la quita a la deuda municipal, que sólo en Rincón de la Victoria, explicó, la aportación al rescate de la banca ha sido de casi 55 millones de euros, con datos oficiales de población del municipio.

Antonio Moreno, concejal de Hacienda, denunció la especulación que los bancos hacen con el dinero del rescate a la banca con fondos públicos, que usaron para comprar deuda pública en lugar de préstamos a familias y empresas, y tachó de estafa que el Banco Central Europeo (BCE) lo preste al 0% a los distintos bancos, y éstos lo presten al 1 ó al 5%. Explicó que la declaración de “ilegítima” se basa en que ha vulnerado los derechos humanos, sociales, económicos en perjuicio de la gran parte de la sociedad y en beneficio de una minoría. Por ello, pidió que se votara la ilegitimidad de esta quita y la derogación del artículo 135 de la Constitución española, sobre el principio de estabilidad presupuestaria, que se antepone al artículo 1 de la Constitución española y sus objetivos democráticos y sociales, como argumentó también el concejal No Adscrito, Antonio Pérez, porque prioriza el pago de la deuda a garantizar el bienestar de la ciudadanía.

Elena Aguilar, de Ciudadanos, habló de déficit informativo porque, a día de hoy, los ciudadanos no tienen claro si se produjo o no el rescate bancario, y que el gobierno del Partido Popular, en su momento, tomó diferentes medidas pero sin el título de rescate bancario. Aguilar, reconoció que la situación social había empeorado, pero sin violar ningún derecho fundamental como para calificar de ilegítima la quita. La portavoz de Ciudadanos defendió este sistema de funcionamiento, en base a que los gobiernos funcionan, no porque paguemos impuestos, sino porque los bancos les prestan dinero.

Por su parte, Francisco Salado, del Partido Popular, confirmó el rescate bancario pero tachó de demagógica la propuesta, en base a que es a través del sistema bancario como se sustenta nuestro estilo de vida, y que sin ese rescate, los recortes hubieran sido todavía mayores. Salado comentó su desacuerdo con el coste al que se hace el rescate, tratándose de manera injusta a los ayuntamientos. El exalcalde comentó que hubiera apoyado la moción si se declarasen ilegítimos los intereses a los que hay que solicitar los créditos a través de la ley de pago a proveedores , entre el 1% y el 5%, y se pidiese lo que se ha pagado de más.

En resumidas cuentas, lo que explicaron Moreno y Pérez, es que los ayuntamientos reciben menos dinero por esta quita, con lo que, y por mandato de la Ley de pago a proveedores, han de pedir nuevos préstamos al banco a un interés de un 5 ó un 6% (cuando el BCE, con la aportación de todos los ciudadanos, se lo presta a un 0%), con nula libertad de elección. Por su parte, tanto PP como Ciudadanos defendieron, grosso modo, que es precisamente a través de los bancos como se mantiene el sistema y daban a entender que los impuestos de los españoles no se usan para otra cosa más que para pagar las líneas de crédito de la banca.

Como conclusión, me quedo con la importancia de este tipo de debates en los plenos municipales, y destaco el buen tono de todos los portavoces que intervinieron, que no es a lo que nos tienen acostumbrados. Tanto Moreno, como Salado y Pérez expusieron preparados argumentos, de peso, que denotan la preocupación que tanto el equipo de gobierno como el principal partido de la oposición y el concejal no adscrito tienen respecto de la deuda municipal y el estado de las arcas municipales, y que salvo matices, exceptuando a Ciudadanos, todos, entendieron el sentido de la moción, que pedía, no dejar de pagar la deuda, sino PROTESTAR públicamente por una quita a los ciudadanos de Rincón de la Victoria a favor de la banca y unos intereses injustos. Los matices vienen después, como dice la canción de Mecano, sobre quién se ha beneficiado más del rescate bancario y quién ha salido más perjudicado. Hagan sus apuestas, pero recuerden que “la banca gana”.