22:48h. Domingo, 19 de Noviembre de 2017

Vacaciones en el mar

Se alquila vivienda
Se alquila vivienda

“Mucha gente paseando pero pocos consumiendo”, me dicen varios vecinos, viendo como aquellos que se sientan dejan una caja bastante floja. 

“Este verano es un poco atípico”, me comentan varias hosteleros de Rincón de la Victoria y de La Cala del Moral, viendo como entre semana se ve poca gente en las playas y en el paseo, algo más durante la tarde, y que finalmente llenan ligeramente los bares y restaurantes, pero esperando que llegue el fin de semana para ver un lleno completo tanto en las playas como en las mesas.

Lejos de querer meterse uno en “un jardín” o pecar de pretencioso, sí que existen unas cuestiones que provocan esta situación.

La economía parece crecer en datos macroeconómicos como dice el gobierno central (que ha revisado al alza el crecimiento del PIB para 2017 y 2018) o a tenor de los datos de empleo en Málaga, en clave provincial, según el último informe de la Fundación Madeca, que muestra un descenso en julio respecto al mes anterior de 2.739 parados lo que deja el dato provincial en 143.570 personas paradas, y 16.976 desempleados menos comparando con julio de 2016. Sin embargo, la realidad es que después de pagar impuestos no queda demasiado para dispendios porque “la extra da para lo que da después de tapar agujeros”, y si no, la Visa estará esperando algunos a partir del 5 de septiembre.

Entre esos dispendios veraniegos están los alojamientos “en la playa”. Los precios de los pisos de alquiler, los que no están inscritos o legalizados, cobran “haciendo el agosto” y se quedan casi íntegramente con la paga extra. En Rincón de la Victoria, los precios de los alquileres en agosto se mueven a tenor de la ley de la oferta y la demanda haciendo competencia desleal a los registrados en el registro de Turismo de Andalucía  (RTA) (tan solo 67 registrados en todo el municipio), muy especialmente en la segunda quincena, que es la de feria, la de Málaga, no la de Rincón. En este marco de los alquileres veraniegos los que también ganan son los supermercados en detrimento de la hostelería, e indirectamente el resto de la economía local (mientras no exista un motor económico alternativo), porque lo que queda después de pagar el alquiler es para la cesta de la compra.

Esto mismo, lo comentaban algunos empresarios de Torre del Mar que vieron como años anteriores tras contenerse el precio de estos alquileres de verano mejoró la economía general de esta localidad. “Este años”, comentan, “los precios del alquiler se han disparado y la hostelería vuelve a notarlo negativamente”.

Quizá un ejemplo a seguir que regularice el sector de viviendas turísticas sea la nueva legislación en Cataluña sobre los alquileres turísticos que ha endurecido las sanciones contra las viviendas que no tengan licencia municipal con multas que pueden alcanzar los 600.000 euros. Aunque parezca desproporcionado para Rincón de la Victoria, la Junta de Andalucía propone un catálogo de sanciones económicas dependiendo de su gravedad de hasta 150.000 euros. Es una manera de regular los precios de aquellos que hacen negocio y especulan en verano con viviendas vacías (alrededor de 4.000 vacías y 6.000 de segunda residencia, según CIEDES), además de una forma de financiar las arcas municipales y usar esos ingresos para tener una mejor oferta de ocio en el municipio.

Ahora toca saber si la administración local es capaz de afrontar esta regulación sobre la normativa andaluza con valentía. Lanzo el guante.