03:02h. Lunes, 17 de Junio de 2019

El silencio de la seguridad ciudadana

Gotham Central
Gotham Central

Uno de los temas que es la comidilla de los corrillos en Rincón de la Victoria es la seguridad ciudadana, y si se ve o no se ve a la policía local. Los rinconeros conviven con los actos vandálicos continuos y pequeños hurtos que socavan su moral, crean sensación de inseguridad y sobre todo, le pasa factura a la policía local que cae en popularidad y pagan justos por pecadores. El propio PSOE provincial se hacía eco de la inseguridad y emitía una nota sobre el aumento de robos e inseguridad en la provincia de Málaga, el pasado 14 de septiembre.

La plantilla de la policía local está formada por 67 miembros y algunos vecinos habremos visto a no más de 10 en toda nuestra vida rinconera. Sin embargo, la concejala de Seguridad, Sonia Jiménez, de Ahora Rincón, y que siempre me atiende amablemente, me cuenta que patrullan aproximadamente unos 40 policías; otros se dedican a labores de administración, informes y recepción de llamadas; el grupo GIE de Investigación y Escolta que lo forman cinco miembros del cuerpo; y finalmente la patrulla Ciclo, formada por tres agentes que patrullan tanto en bici y moto, amén de los servicios en las entradas y salidas de colegio, que además hacen una estupenda labor como policía de barrio o de cercanía, grupo del que muchos vecinos nos sentimos orgullosos por el trato y el servicio que nos dispensan a todos.

Sonia Jiménez me confirmó que es cierto que el número de hurtos, especialmente por descuido, sin violencia, ha aumentado en este verano, aunque comparado con otros pueblos más pequeños de la costa, el índice de criminalidad no es mayor. De robos con R mayúscula o atracos no hablamos, pero me explicó que no me podía dar datos por ser confidenciales.

Tanto secretismo en los datos parece obedecer a la necesidad que tienen nuestros gobernantes de vendernos un continuo “todo va bien” y un estado idílico de las cosas, que en otros partidos políticos podría entender pero que me sorprende en Ahora Rincón, proveniente de los círculos de Podemos. A fin de cuentas, la Policía Local tiene naturaleza civil, que aunque ha de cumplir la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, responde a organismos civiles con un reglamento que se confecciona en el Ayuntamiento. ¿Será verdad que cuánto menos sepamos, más felices somos? ¿O no será más verdad que cuánto menos sepamos, más tranquilos están ellos? Puede que sencillamente obedezca a la intención de no manchar la imagen de Rincón de la Victoria con estos detalles de cara a la galería.

Por otro lado, la negociación del convenio colectivo entre el consistorio y la Policía Local ha dejado un sabor de boca agridulce y la constatación de que para algunos miembros del cuerpo, ser policía es tan solo un trabajo, que no va más allá de un salario a fin de mes, y que están muy alejados de la vocación de servicio público y sobre todo de vocación de protección al ciudadano. El propio jefe de policía declaraba en el periódico municipal que “su vida está encaminada a lo que le gusta, que son sus perros, sus gatos, su burra y sus gallinas”, y “que ya no tiene las fuerzas ni el ímpetu”.

Pero hay miembros de la policía que destacan por su determinación y proactividad como aquellos que fueron los galardonados y distinguidos durante el día de la policía. Eso sí, hablando del Día de la Policía, se pudo ver como algunos miembros del cuerpo tenían más medallas que Mr. T (M.A. del equipo A) a pesar de no dejarse ver más que en este tipo de eventos y agasajos.