02:35h. Viernes, 28 de Julio de 2017

“¿Oye eso señor Anderson? Es el sonido de lo inevitable.”

Sr Smith
Sr Smith

Lo que ya era algo más que previsible, se ha materializado a través de las declaraciones del concejal del Partido Popular, Sergio Díaz, que ha pedido finalmente que la alcaldesa Encarnación Anaya se someta a la moción de confianza del Pleno, una vez que el bloqueo institucional al que está sometido se ha puesto de manifiesto con la prórroga de los presupuestos, sine die, con una opacidad impropia de los que se envuelven, micrófono mediante, en la bandera de la transparencia y la honestidad.

Así ocurrió en el último Pleno, que en menos de un minuto dieron carpetazo a la prórroga de los presupuestos de 2016 para 2017, a merced de la figura institucional de la dación de cuentas que no requiere debate ni más explicaciones. Tampoco han considerado contar a los vecinos las modificaciones en los Consejos de EMVIRIA y Onda Rincón, empresas públicas en las que la oposición cobra peso, y en el caso concreto de la radio, su Consejo pasa a ser puramente político. Para la EMMSA, ya nos enteramos por el Pleno, porque lo adelantó el portavoz de los populares que pedirían la revocación de Antonio Moreno Laguna, del Equipo de Gobierno, en su consejo a favor de Elena Aguilar Brañas, de Ciudadanos, en la Oposición.

De esta forma, el Equipo de Gobierno entra en modo “supervivencia” o modo “retener el sillón”, porque sabe que si se somete a la moción de confianza, muy probablemente la perderían, y ante esta posibilidad, pensarán que “si nos quieren echar, que hagan una moción de censura”.

Viene al pelo lo que un famoso personaje de película dijo: “El problema no es el problema. El problema es tu actitud ante el problema”.

Sparrow pearl

Mientras tanto, la Oposición insiste en la parálisis del Ayuntamiento, y como muestra el Partido Popular de Rincón pone como ejemplo la incapacidad para salir del embrollo de la bolsa de empleo, que a un Pleno lleven un solo punto a debate, unos comerciantes descontentos, que tengan parada la concesión de los chiringuitos de la playa o que se hayan reunido con los hosteleros tan solo una semana antes de ir a FITUR.

Los Populares lo que tiene claro es que, a pesar de estar la situación como está, no ha llegado a ser insostenible, por lo que esperan que sea la propia Alcaldesa la que, en un acto de responsabilidad, se someta a la moción de confianza. De salir adelante la moción de confianza, dado que el Ayuntamiento no puede quedar sin gobierno, éste recaería sobre la fuerza más votada, que es el Partido Popular de Rincón de la Victoria, que podría gobernar en minoría con los apoyos puntuales de Ciudadanos y Grupo Andalucista.

Próximamente veremos si el siguiente Pleno es más largo, que se presume así, puesto que la Oposición tiene ya preparadas “patatas calientes” en el turno de ruegos y preguntas, lo que hará que la sesión se haga “a cara de perro”. Un ejemplo es la pregunta avanzada del portavoz Andalucista, Pepín, sobre los pagos indebidos en los que habría incurrido la exconcejala de Ahora Rincón a raíz de la compra de un coche de policía, que se pagó por adelantado y no se ha entregado, según reza un comunicado del Grupo Andalucista.

Entramos en el segundo mes de 2017 y no hay previsible un acuerdo sobre el gasto y la inversión. A mediados de febrero habrá un nuevo intento en el que aparecerán proyectos conocidos como el Parque Periurbano, popularmente conocido como el parque de los Orcos; otros más novedosos como las ayudas a los autónomos; y otros persistentes, como el aumento de gasto en limpieza y contratación.

“Hay dos maneras de llegar al desastre. Una es pedir lo imposible y la otra es retrasar lo inevitable”, Francesc Cambó.