19:26h. Jueves, 21 de Febrero de 2019

Los muertos que vos matáis, gozan de buena salud

La célebre frase atribuida falsamente al Don Juan Tenorio de Zorrilla y que otros atribuyen a Juan Ruiz de Alarcón, pero recogida en multitud de foros y citas, se usa para desmontar de manera elegante falsas insidias o calumnias.

Ésta podía haber sido la respuesta adecuada a las acusaciones de nepotismo del Partido Popular contra el equipo de gobierno, sin embargo, ahora todo se ha complicado innecesariamente.

Los que daban por muerto, políticamente, al Partido Popular de Rincón de la Victoria, han dado un respingo después de la nota de prensa en la que Sergio Díaz, portavoz de los populares en el ayuntamiento, exigieran al concejal del PA y responsable de Medio Ambiente del actual equipo de gobierno municipal, José María Gómez, Pepín, que diera explicaciones por la contratación de un familiar del concejal de Urbanismo, Antonio Sánchez, en el área que está bajo su responsabilidad después de haberse negado a renovar la contratación de una empleada que hacía las mismas funciones.

Esta nota de prensa ha sido a todas luces la réplica mediática que los populares han usado tras las publicaciones de denuncia que el titular de Medio Ambiente hiciera sobre la desaparición de las farolas cambiadas por la empresa ENDESA y la falta de lealtad institucional del todavía portavoz del Partido Popular de Rincón, Francisco Salado.

Arrinconados, el blog de opinión que dirige con incisiva maestría David Bollero se hizo eco de la nota y, como sagaz sabueso, ha sacado las inoportunas declaraciones de unos y de otros; tanto, que resultaría más fácil decir quién ha salido bien parado, que los mal parados.

El Partido Popular de Rincón ha dado palos de ciego en un estertórico intento de alimentar la rumorología del nepotismo y el enchufismo, cuando precisamente fue este partido en la anterior legislatura “los que eliminaran la bolsa de empleo en 2012 para tiempo después, contratar a una veintena de trabajadores ajenos a esa bolsa”, una bolsa de empleo que es la que se ha puesto de nuevo en funcionamiento.

Si la declaración se hubiera quedado aquí, todo hubiera sido perfecto. Sin embargo, las apresuradas declaraciones de Gómez han sido un extraño e inverosímil traspiés de un político veterano, que van a servir de acicate a los populares y para alentar toda suerte de rumorología de dedazos pasados, presentes y futuros.  “Haya sido su despacho de abogados el que haya llevado la demanda, incluso, cuando Sánchez era consejero de la EMMSA en 2015”, en referencia a Antonio Sánchez (PSOE) y “para no meter a dedo, como hemos hecho todos, porque ahí vamos a meternos todos, Pedro Fernández, concejal de Empleo de IU, con muy buen criterio, ha promovido la recomendación de que FCC recurra al Servicio Andaluz de Empleo (SAE)”.

Posteriormente, Gómez quiso matizar sus palabras y aclaró que “lo que yo quise decir es que para evitar esa sensación que existe de que todas las corporaciones han enchufado gente, con muy buen criterio, Pedro Fernández Ibar (IU), concejal de Empleo, propuso que se hiciera la recomendación a la empresa, FCC, porque no se lo podemos exigir, de que recurriera al SAE para las contrataciones”. “Sería en ese sentido en el que, dado que es un criterio más transparente que no ha existido antes, dije que metámonos todos”.

La torpe denuncia de los populares de Rincón de la Victoria, fácilmente contrastable, no necesitaba la atropellada respuesta del equipo de gobierno, que en casos como éste bien habría valido la pena parar y pensar la respuesta “todos a una como en Fuenteovejuna”.

Creo por tanto que esto va a marcar un antes y un después en la política de comunicación del Ayuntamiento y de sus concejales, para bien o para mal de los que informamos de las vicisitudes municipales. No me equivoco al decir, que las declaraciones a salto de mata van a resentirse, al menos por un tiempo, para pasar a ser respuestas medidas de nota de prensa.

¿Quién ha salido bien parado en el día de ayer? Realmente, el único bien parado ha sido el contratado, que fue el único que se atrevió a denunciar, y que en palabras del presidente del comité de empresa “aquello fue una terrible injusticia”.