10:45h. Miércoles, 19 de Junio de 2019

Se buscan 50.001 followers

Presentación campaña empadronamiento
Presentación campaña empadronamiento

Con la exagerada y desproporcionada deuda del ayuntamiento de Rincón de la Victoria que tiene al Equipo de Gobierno atado de pies y manos. Ya lo dijo hace poco para este periódico el concejal de Medio Ambiente, José María Gómez, “primero se paga la deuda a los bancos, luego a los trabajadores, luego a los proveedores y con lo que queda se mantiene el municipio”. Con estos mimbres sólo se puede hacer este cesto. Así, el Gobierno municipal ha puesto la mirada en la tarta de los impuestos, ya que creciendo de número de habitantes se aumenta también el coeficiente que aplican las administraciones para financiar a los ayuntamientos. 

Según explica la concejala de Participación Ciudadana, Sonia Jiménez, “alcanzar la cifra de 50.001 nos ayudaría al municipio a demandar y acceder a infraestructuras diversas, como un centro hospitalario, una comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, un conservatorio superior de música o una escuela oficial de idiomas”.

Lo que falta en el comunicado es que también tendríamos cuatro concejales más (25, cuando ahora tenemos 21), cuando toque, a los que pagar un sueldo, y que nadie piense que ganar concejales en el ayuntamiento significa rebajar el número de cargos de confianza, porque, según la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, podrían incluir en sus plantillas puestos de trabajo de personal eventual por un número que no podrá exceder de la mitad de concejales de la Corporación local (25), cuando el máximo que fija la ley para un municipio de menos de 50.000 habitantes es muy inferior. Además, según esta Ley, también crece el límite máximo de retribución de los miembros de las corporación, de 55.000 euros a 65.000 euros.

¡Son todo ventajas! Siempre que claro, tengas casa en propiedad, pertenezcas a un colectivo de diversidad familiar, estés en situación económica desfavorable, hagas uso de las escuelas deportivas, te cases y bautices por lo civil, o tengas un perro que recuperar del zoosanitario porque se te ha escapado.

A este anuncio le falta la letra pequeña pero es lo que tiene embarcarse en una campaña al más puro estilo de marketing online con sus hashtag y todo (#Perdidos_50001). Hasta tiene un premio por participar: todos los ciudadanos que se empadronen (que den like y compartan) durante los próximos seis meses, recibirán una entrada a la Cueva del Tesoro. ¡Regalazo! Ha faltado contratar a un youtuber para hacerlo más viral, digamos por ejemplo a “El Rubius”, un chaval de 26 años que “lo peta” en la red. Podríamos llegar incluso a ver merchandising del producto #perdidos_50001 a lo Bacardi, quizá en la fiesta del Boquerón, con alguna azafata de eventos detrás de un stand portátil vendiendo “cincuentamiles uno”, con las camisetas que la alcaldesa y los concejales lucieron el día de la presentación de la campaña. Todo muy cinematográfico y marketiniano como marcan los cánones del 2.0 y del marketing de contenidos. Pero si es así, le falta gancho, garra, que lo haga viral, por eso lo de El Rubius, o más video-selfies que es lo que está de moda. Así que ya sabes: “debes empadronarte y dejar de ser un rinconero perdido” como reza el slogan.

Perdidos - elempadronamiento final