19:27h. Jueves, 21 de Febrero de 2019

El Llano de Torroba

Llano Torroba
Llano Torroba

Hablan mucho del "Llano de Torroba" y de las presuntas irregularidades con la excavación para el parking subterráneo y el estudio sobre los restos de valor arqueológico.

El Ayuntamiento, para cumplir con la obligación de hacer un concurso público invitaba a SANDO y ConACon (la última una filial de SANDO) de presentar una oferta. Ninguna es del sector arqueológico. Así, el estudio se adjudica a <Nerea arqueología subacuatica> empresa en que colaboraba presun-tamente  el hermano del alcalde, Juan Bautista Salado, que sí es arqueólogo. Todo indica que se trata de una adjudicación presuntamente amañada.

Un convenio "a medida" 

Muchos no saben porque el llano de Torroba se llama así ni conocen las manipulaciones, mejor dicho, maquinaciones que giran alrededor de este pelotazo urbanístico mas negro en la historia de Rincón.

La constructora JETORDI 5 (Jesús Torroba) es dueña de 1.010 m² en el centro, con licencia de obra para unos cuántos pisos.

Además posee 147.233 m² de suelo no urba-nizable en Benagalbón.

El Ayuntamiento, representado por "Pepe" Palma y Francisco Salado opta por un espacio libre y un parking subterráneo y le ofrece una permuta: por  sus 1.010 m² le dan tres parcelas con 8.381 m², factor multiplicador: ocho.

Pero no es todo: en dos de las parcelas donde se iban a construir casas adosadas unifamiliares se elimina esta restricción: vía libre para bloques. (Hoy "El Castillón"). Esto es, en plena burbuja inmobiliaria (2004) como bañar el suelo en oro.

Encima le recalifican los casi quince hectáreas de suelo no urbanizable a urbanizable, pero claro, no sin antes "postular el crecimiento de la trama urbana de Benagalbón, entre otros por la finca El Pozuelo" - la de Torroba.

 En otros términos: el valor se está incrementando de unos céntimos por metro a una fortuna en terrenos urbanizables. En el convenio se prevé la venta de  parcelas con 1.000 m² o construir chalets en ellas, levantar un hotel y una residencia geriátrica.

A lo largo del tiempo...

Torroba está haciendo un negocio redondo: no le recaen gastos de esta operación, el Ayuntamiento se compromete pagarlos todos: inscripción,  tasas, arbitrios, impuestos como IVA, Plusvalía, impuestos sobre actos jurídicos, transmisiones patrimoniales, "alcanzando estos gastos también a los, que a lo largo del tiempo, pudieran generarse con causa en cualquier reclamación que pudiera girarse por la Administración tributaria por cualquier concepto, mereciendo especial mención el de liquidación complementaria de los valores declarados" (fin de la cita).

¿Qué significado se esconde detrás estas  palabras de buen picapleitos? Muy sencillo: si Torroba declara los terrenos por debajo del valor real y en unos años viene Hacienda y le dice: ¡tú, mira, tu terreno vale más de lo declarado, me tienes que paga más impuestos! ¿Quién los paga? ¡El Ayuntamiento, tú y yo!

....y  1.325.000 Euros de indemnización

Es más, a la hora de firmar el convenio, arquitecto y abogado municipal están redactando un nuevo PGOU. En esta fase de incertidumbre si el plan prosperara o se viera rechazado por la Junta de Andalucía, pactan una indemnización en el caso de no ser aprobado. 100.000 € para las tres parcelas en Rincón y 1.225.000 € por los 147.000 m² en Benagalbón, total 1.325.000 €. Torroba no puede perder: este dinero lo tiene seguro.

Torroba hace caja

Un año después de la firma del convenio, Torroba vende las tres parcelas en Rincón: una en 360.000 €, otra en 480.800 € y la tercera en 1.863.000 €: Suma: 2.703.800 Eurillos, y para cerrar el círculo, nos acordamos que al principio de la historia hemos hablado de 1.010 m². Ha vendido el m² en 2.677 Euro y le quedan 147.000 m² a recalificar.

El PGOU no se ha aprobado, Torroba quiere ahora su indemnización de 1.325.000 € más intereses.

En la actual legislatura se trató el tema en un pleno, y -como el consistorio no tiene dinero- le proponen recalificar otros 153.000 m² en Benagalbón. Ni más ni menos que 21 propietarios de las parcelas pertenecen a la amplia familia Salado - Pérez.

Torroba rechaza la propuesta y ha llevado el caso a los tribunales.

Nota del autor al pie de la página: Jesús Torroba está casado con Maribel Salado.

Gerhard Walter KELL