El Rincón Habla - Noticias de Rincón de la Victoria

  • Diario Digital | miércoles, 12 de mayo de 2021
  • Actualizado 13:40

DESEMPLEO

Más sombras que claros en el Día del Trabajador

Hoy se celebra el Día Internacional de los Trabajadores con un descenso del paro pero con un descenso en el número de ocupados, que se explica por la disminución de la población activa, por eso no puede verse como una buena noticia.

Celebración del 1 de Mayo en Málaga - 2021
Celebración del 1 de Mayo en Málaga - 2021
Más sombras que claros en el Día del Trabajador

El primero de mayo celebramos el Día Internacional de los Trabajadores que conmemora el movimiento obrero mundial, un día que nos recuerda los logros conseguidos en material laboral y nos anima a luchar por los que todavía quedan por alcanzar. 

Pero el 1 de mayo también nos recuerda que existen personas, amigos, vecinos y hermanos, que no tienen un empleo o que la pequeña empresa o el pequeño negocio que montaron está lastrado por la crisis y la desconfianza. Los hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro aumentan este trimestre en 29.200, hasta un total de 1.226.200.

Hoy, el Día de los Trabajadores amanece con una encuesta de población activa, EPA, que dibuja un panorama poco alentador. Disminuye el paro ligeramente (en 65.800 personas, y se sitúa en 3.653.900 parados), pero también los hace el número de ocupados en mayor medida (en 137.500 personas, con un total de 19.206.800 ocupados), con lo que disminuye la tasa de empleo, es decir, el porcentaje de ocupados respecto de la población.  

¿Esto qué quiere decir? Significa que cae en España la población activa. El número de personas activas, en edad de trabajar, se reduce este trimestre en 203.400 y cae  hasta las 22.860.700. En el último año la población activa se ha reducido en 133.500 personas. Esta caída de la población activa explica principalmente que haya habido una disminución del paro, por eso, no se puede ver como una buena noticia.

Esto es un efecto demográfico que pone de relieve la caída de población en edad de trabajar en nuestro país pero como el paro no desciende al mismo ritmo, el escenario dibujado es muy sencillo, destrucción de empleo y progresivo envejecimiento de la población, afectando ineludiblemente al sistema público de pensiones.

Además, la evolución de la pandemia ha incrementado el número de las personas disponibles para trabajar que no buscan empleo, en 195.300 respecto al cuarto trimestre del año anterior, que tiene su explicación en la falta de confianza en el mercado laboral y de las posibilidades reales de encontrar un empleo o de emprender un negocio. Este trimestre se han contabilizado 1.096.200 personas que no han podido buscar empleo a pesar de estar disponibles para trabajar, pero que no han cumplido todas las condiciones para ser clasificado como parado, pero que acrecienta los números del desempleo.

Las personas calificadas así como "inactivas" junto con las más de 700.000 que están en un ERTE, situaría la cifra real de desempleados en más de 5,4 millones de personas