11:46h. Martes, 24 de Octubre de 2017

ASAMBLEA PSOE

Llegan nuevos aires al PSOE de Rincón de la Victoria

Mari Carmen Montáñez presentará una lista alternativa a la asamblea local de Rincón de la Victoria a finales de esta semana, ya que nadie de los que apoyaban a Díaz se han puesto en contacto con los que han apoyado a Sánchez para confeccionar una lista conjunta.

Mari Carmen Montáñez junto a Pedro Sánchez
Mari Carmen Montáñez junto a Pedro Sánchez

Entre los días 24 y 28 de mayo tendrán lugar las asambleas municipales donde se elegirán los representantes de la agrupación en los congresos provinciales, previos al congreso federal de junio.

Las elecciones a las primarias del PSOE junto con la moción de censura que retira a los socialistas del gobierno municipal, abre la puerta para que las riendas del partido local cambien de manos y que el “aparato” del PSOE local dé el relevo a otros integrantes de la agrupación que esperan su turno. El apoyo a Sánchez, que en Rincón de la Victoria ha conseguido tantos apoyos como Díaz, ha dado a conocer una alternativa real, que ha tenido su mayor exponente estos meses en la figura de Mari Carmen Montánez.

Precisamente este "aparato" local, con Encarnación Anaya a la cabeza, que apoyaba a Susana Díaz, se ha llevado un varapalo importante, ya que esperaban dar un "repaso" a Montáñez, y se veían arrollándola como una apisonadora.

A pesar de que en la provincia de Málaga, el apoyo a Díaz ha sido mayoritario, a nivel nacional, las bases, han hablado y dado la Secretaría General del PSOE a Pedro Sánchez. Esto da la oportunidad a los seguidores de Sánchez de presentar desde ya una lista alternativa a los que llevan controlando la agrupación desde hace más de una década.


Mari Carmen Montáñez es nieta de Manuel Montáñez Romero, uno de los fundadores del partido socialista de Rincón de la Victoria y de la Casa del Pueblo (la sede socialista) que está en la Plaza de la Constitución, concretamente en la calle Ronda.

“Inicialmente todos apoyamos a Pedro Sánchez y quería ser consecuente con mi decisión de ese momento, sin cambiar de idea, sin claudicar a las presiones”, nos comenta.

Montáñez cree que el resto del “aparato” de Rincón de la Victoria ha tenido impuesto a quién tenían que apoyar o incluso tenían miedo a perder su cargo, especialmente aquellos que tuvieran un puesto orgánico. Ella nos dice que no tenía esa presión y por eso ha podido ser coherente con sus convicciones socialistas.

Nos explica que tenia muy claro que iba a ganar Pedro Sánchez a pesar de los apoyos que tenía Susana Díaz, especialmente de los puestos orgánicos andaluces. Considera que la agrupación local necesita gente nueva, gente joven, un giro a la izquierda, con valores y de gente que se relacione con el municipio. “La Casa del Pueblo ha perdido mucho, ahora parece que es propiedad de algunas personas”. Añade que ha vivido muchas cosas en ella: actividades, clases a niños, concursos, San Juan, Reyes, convivencias familiares, “… y todo esto hace años que se ha perdido”. Dice que ha intentado recuperarlo pero no ha encontrado apoyos.

Montánez nos explica que estos dos años hasta las próximas municipales es un periodo para trabajar y revitalizar el partido, y “que entren personas nuevas, que entre un nuevo aire en el partido socialista de Rincón de la Victoria”.

A pesar de tener una situación personal complicada, con dos niños, uno de ellos con una discapacidad, dice tener las fuerzas y la energía suficiente para emprender este camino en la política.

No descarta presentarse a la secretaría general del partido local. Está segura de conseguir de nuevo el consenso a pesar que ninguno de los “susanistas” se ha acercado a darle la enhorabuena por el trabajo realizado, ni siquiera Encarnación Anaya.


Está claro que PSOE de Rincón de la Victoria llega a un fin de ciclo y los “dinosaurios” rinconeros del apoyo a la abstención a Rajoy y de los pactos con la marca local de Podemos se han arrojado solitos a la extinción, consecuencia de la falta de criterio y de crítica interna. Toca abrir lo ojos, y si no van a ayudar a los que vienen, al menos, no estorben.

599202c7524ff2c7242335a59977a3d8