El Rincón Habla - Noticias de Rincón de la Victoria

  • Diario Digital | sábado, 31 de julio de 2021
  • Actualizado 21:05

JUZGADOS

El juzgado sentencia a José María Gómez a 180 euros por un delito leve de malos tratos sin lesiones a una vecina del municipio

  • El edil mantiene su inocencia y ya ha recurrido la sentencia.
  • La fiscalía solicitaba la absolución al no considerar probados los hechos.
Juzgados de Málaga
Juzgados de Málaga
El juzgado sentencia a José María Gómez a 180 euros por un delito leve de malos tratos sin lesiones a una vecina del municipio

Los hechos se remontan al día de la tala de los árboles de la Cala del Moral, el 23 de septiembre de 202, que supuso importantes protestas en contra de la decisión del equipo de Gobierno, durante las cuales se produjo una discusión entre el periodista David Bollero y el concejal del ayuntamiento de Rincón de la Victoria, José María Gómez Muñoz, situación en la que la vecina denunciante, I. C. S., se acercó al edil, a raíz de lo cual se produjeron los hechos denunciados.

A pesar de la oposición del abogado de Gómez Muñoz y de la propia Fiscalía, que pedía su absolución por falta de pruebas, la Magistrada del juzgado número 13 de Málaga ha considerado probado que esta vecina fue empujada por el edil tras ponerle la mano a la altura del cuello, no causándole lesiones, por lo que le condena a 180 euros de multa por un delito leve de malos tratos sin lesiones, basándose en “el estado de ansiedad” de la denunciante durante el juicio.

Los abogados de Gómez Muñoz ya han recurrido la sentencia por errores en la valoración de las pruebas, vulneración del principio in dubio pro reo y vulneración de la presunción de inocencia. Además, ponen de relieve la falta de objetividad del testigo, el periodista David Bollero, por la histórica y conocida “mala relación” entre éste y el edil Gómez Muñoz, hechos que fueron desatendidos por la Magistrada. Además, los letrados del edil han lamentado que no se hubieran llamado como testigos a los agentes de la autoridad que se encontraban en el lugar de los hechos.

José María Gómez Pepín_2689

Por su parte, Gómez Muñoz insiste en su inocencia y que los hechos, probados, demuestran que fue la denunciante la que se acercó a él “de un brinco”, y que se vio obligado a parar el encontronazo, explica, teniendo limitada su movilidad por una reciente operación, y rechaza que la agarrara del cuello.

“Resultaría además lamentable que esta sentencia totalmente injusta fuera aprovechada en estos momentos por algunos grupos para sacar rédito político. Estaría totalmente fuera de lugar. Cualquiera que quiera usar esto como violencia de género se encontrará conmigo en los tribunales”, ha concluido el edil.