20:22h. Viernes, 18 de Agosto de 2017

PARTIDOS

El diputado provincial de Ciudadanos Guillermo Díaz hace balance del acuerdo con el Partido Popular en Rincón de la Victoria

“Tuvimos que elegir entre el gobierno de las ocurrencias, los bautizos civiles y los impagos a proveedores o el inmovilista y conservador del Partido Popular. Por eso, Ciudadanos tuvo que ponerse manos a la obra, apoyar un cambio e imponer más de 100 medidas que sacaran del estancamiento al municipio”, comentó Díaz.

Guillermo Díaz y Elena Aguilar en el café organizado en Torre de Benagalbón
Guillermo Díaz y Elena Aguilar en el café organizado en Torre de Benagalbón

El diputado malagueño asevera que Cs será muy exigente con la fiscalización en el Ayuntamiento y que con el tiempo que queda “se tiene que poner en marcha una reforma a la semana”.

El diputado malagueño en el Congreso Guillermo Díaz ha hecho balance del actual curso político y repasado la actualidad de Rincón de la Victoria en un café ciudadano celebrado en Torre de Benagalbón, al que también asistió la portavoz naranja en el Consistorio, Elena Aguilar.

Frente a afiliados, vecinos y asociaciones de empresarios de de la localidad, Díaz ha enumerado los principales logros que la formación liberal está alcanzando en el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria tras la puesta en marcha de las 103 medidas que exigió Ciudadanos para alcanzar el nuevo pacto de legislatura.

Díaz ha explicado las razones que llevaron a tomar la decisión de apoyar la moción de censura en Rincón de la Victoria: “Tuvimos que elegir entre el gobierno de las ocurrencias, los bautizos civiles y los impagos a proveedores o el inmovilista y conservador del Partido Popular. Por eso, Ciudadanos tuvo que ponerse manos a la obra, apoyar un cambio e imponer más de 100 medidas que sacaran del estancamiento al municipio”.

En este sentido, ha ahondado en las líneas maestras de este documento de iniciativas de Ciudadanos para Rincón de la Victoria, entre las que ha destacado que no se subirán los impuestos y se bajarán en la medida de lo posible, el cumplimiento de las sentencias sobre la bonificación de la plusvalía o el fomento de las inversiones. “Nuestra posición política en Rincón de la Victoria, que se ha convertido en marca de la casa a nivel nacional, se basa en la fiscalización del nuevo equipo que gobierno a través de una oposición constructiva y responsable”, ha aclarado.

En referencia a los impuestos, Díaz ha explicado el “patrón innegociable” siempre que Ciudadanos es decisivo: el alivio fiscal de los ciudadanos. “No se han subido los impuestos en la Junta de Andalucía, en el Gobierno central y tampoco en los municipios que dependen de nosotros. Además, cuando hay que volver a negociar, acabamos bajándolos”.

El diputado ha manifestado que los 103 puntos que se exigieron al firmar la entrada del nuevo gobierno “van a marcar la agenda política de Rincón de la Victoria porque vamos a ser muy exigentes y a fiscalizar el cumplimiento de todas las iniciativas. Con los 103 puntos por delante y el tiempo que queda de legislatura se tiene que poner en marcha una reforma naranja a la semana”.

Además, Díaz también llevó a cabo un balance del actual curso político en el Congreso con todas las leyes y reformas legislativas que Ciudadanos ha puesto en marcha: la bajada del IRPF, la nueva Ley de autónomos, la Ley Anticorrupción, la normativa para regular la gestación subrogada, el complemento salarial para jóvenes, el aumento del permiso de paternidad o el descenso del IVA cultural para espectáculos en directo de hasta el 10%.