16:15h. Domingo, 28 de Mayo de 2017

PUBLI-REPORTAJE

¿A qué sitio vamos? Pues a El Sitio

Situado en el centro de Rincón de la Victoria, en la Avenida del Mediterráneo, se encuentra un local diferente. Es El Sitio, un pequeño y acogedor local con paredes blancas y ambiente minimalista cuya terraza cada vez más es referente en Rincón de la Victoria. Está regentado por Estrella, hostelera de toda la vida, que nos habla de su cocina con ilusión y nos ofrece sus platos con mucho mimo, desde pulguitas calientes al gusto del cliente para desayunar hasta tapas variadas o crepes rellenas, además de 18 variedades de chocolate para merendar o tomar cuando apetezca. Es el sitio ideal que invita al paseante hacer un alto en el camino.

Cafetería El Sitio. Avenida del Mediterráneo, Rincón de la Victoria.
Cafetería El Sitio. Avenida del Mediterráneo, Rincón de la Victoria.

El Sitio es un poco de todo, es bar y es cafetería, enfocado al estilo de las tapas de Granada pero en Rincón de la Victoria, ofreciendo variedad para todo el día y toda clase de público. Sobretodo, es singular y sorprendente. No tiene una carta al uso, sino que cada día elabora una oferta en tapas tradicionales, desayunos y meriendas. En la pizarra nos indica que es lo que se cocina ese día que depende de la temporada pero que recuerda a como cocinaban nuestras madres. “Ofrecemos cocina de mercado, con cariño, imaginación y mucho mino. Las tapas son tradicionales de las de toda la vida”, comenta su propietaria.

Su especialidad el pescaíto frito con ensalada de col típica de Granada, su tierra. La fórmula de Estrella es hacer la cocina despacito, que esté en su punto y con sentimiento. “Las hacemos todos los días, tapas calientes como pucherito, callos, caldito pintarroja; de carne está el conejo al ajillo como las madres lo hacían antes que es muy demandado, carne de monte; tapas frías típicas como ensaladilla rusa, porra en definitiva una cocina diversa”, explica.

Cafetería El Sitio_6654

Estrella, una perseverante madre de familia, cuenta que decidió poner un bar “porque la familia de mi marido y yo misma venimos de trabajar en la restauración y aunque lo deje para dedicarme a mis hijos, una vez mayores quise volver a intentarlo para trabajar con la familia, para darles un futuro”. Con sus ojos vivos y brillantes nos dice que “no siempre es fácil. Todos los días es como si fuese el primero. No hay que dejar de luchar, y siempre aprendiendo de todos para llevar el negocio”.

 

Si hay algo que verdaderamente distingue a El Sitio es que el cliente no solo es el centro de atención, “sino nuestra razón de ser”, añade. El trato directo y simpático con el público es principal, intentando complacer al cliente. “Por ejemplo”, cuenta Estrella, “con la bebida más tapa, no le damos cualquiera, sino que le damos a elegir entre cinco o seis de las elaboradas diariamente”, porque considera que es mejor tener al cliente satisfecho “ya que a lo mejor no le apetece el plato que le ofrezco, por eso lo que queremos es que esté a gusto y que vuelva. Lo importante es ofrecer una tapa que el cliente desea”.

IMG_6678

Estrella tira del carro de El Sitio, que ya está próximo a celebrar su primer año en abril, desde la cocina y también en sala para echar una mano a sus hijos que son los que están atendiendo al público y siempre aprendiendo de ella, su madre. “No somos ni mejor ni peor, pero si miro mucho y tengo claro que no doy a nadie algo que yo no coma, si estoy contenta con lo que hago se lo doy, si no, no”. Dice que la rapidez no es buena amiga de los platos ni del servicio a los clientes, “aunque tarde un minuto más pero que esté bien y en condiciones. El objetivo es que se sientan y que coman a gusto”. “Nuestro clientes, por ejemplo, con los desayunos nos dicen házmelo como tú sabes, gratinaito”, explica.

 

Como en la variedad está el gusto, el Bar- Cafetería El Sitio ofrece una carta con 18 variedades de chocolates, especial y única en el municipio, para tomar a cualquier hora del día, acompañados con crepes rellenos, pastelería o con nuestros típicos churros, los malagueños. Son chocolates elaborados sin gluten para todos los públicos y buenísimos. El Sitio se convierte así en un buen lugar para pasar la tarde en familia o con amigos.

Así que, ¿dónde quedamos? Pues en El Sitio.

Cafetería El Sitio_6606