08:04h. Lunes, 22 de Abril de 2019

COMERCIO LOCAL

Cinco empresarias en el bulevar de la esquina

Son cinco empresarias que regentan cuatro comercios con ilusión, profesionalidad y amabilidad; empresas locales en tiempos difíciles, que compaginan su vida profesional con la personal y familiar, y que se dan a conocer como el bulevar de la esquina.

Desirée, Mariló, Lola, Maria José y Cristina
Desirée, Mariló, Lola, Maria José y Cristina

Las cinco empresarias, Cristina, Mariló, Lola, Desirée y Maria José, han conseguido unir sus negocios para un fin común, potenciar el comercio local, bajo una denominación común: el bulevar de la esquina.

Los cuatro negocios están situados en la esquina de la avenida del Mediterráneo con la plaza Al-Ándalus, la que es ya el centro neurálgico del comercio local de Rincón de la Victoria. Marcos Pineda, Desiree, Lola-Lola y La Trastienda están unidas por el espacio, la zona y el público.

Ellas son cinco mujeres de negocios hechas a sí mismas, que se apoyan unas a otras y, a pesar de la poca relación temática de sus comercios, reina la afinidad y la colaboración entre ellas. 


Marcos Pineda_2877

Cristina Pineda es propietaria de Marcos Pineda, la única tienda especializada en ropa masculina en Rincón de la Victoria. Ya son dos años abierta y sin cerrar ningún día de la semana, domingos incluidos.

Se encuentra muy a gusto en este sector. Sus clientes, fieles y nuevos, son de todas las edades porque su ropa es para todo tipo de hombre. “Ellos también necesitan una boutique donde elegir su ropa, su forma de vestir, sus complementos”, comenta Cristina con un brillo de ilusión en la mirada. Dice que la moda no tiene sexo y que ellos necesitan también consejo y apoyo a la hora de vestir. El estilo de Marcos Pineda es vivo, moderno, colorista y con un toque diferente al prototipo de la moda clásica masculina.


Pescaderia Desiree_2890

Desirée Zapata regenta la pescadería Desirée, que lleva su nombre, justo en la esquina con la Avenida, y después de Marcos Pineda. 

Le viene de familia. Ofrece todo tipo de pescado y marisco temporada, y siempre el mejor servicio. Aunque es el comercio más joven de este bulevar femenino, con solo un año, ha sabido hacerse con una clientela que viene desde todos los puntos del municipio para comprar su mercancía. 

Desirée explica desde la frescura de la juventud que "lo principal es dar buen servicio y fidelizar a los clientes con un buen producto y de calidad”. Como buena pescadería guarda la costumbre de cerrar los lunes porque los domingos no hay pesca.


Lola-Lola_2883

Lola-Lola se llama la boutique de moda femenina en plena avenida del Mediterráneo y que sigue a Desirée. 

Lola-Lola, o Mariló y Lola, son dos mujeres que llevan ocho años al frente de una moda urbana, étnica, de fiesta y moderna para la mujer independiente. Son colores vivos, diseños alegres de temporada o clásicos que apetece vestirlos siempre. Mariló, con una gran sonrisa, confiesa que “en la variedad está el gusto y que el resto de tiendas de mujer se complementan unas a otras”. “Aquí pueden vestirse la abuela, la madre y la hija”. Lola y Mariló tienen claro que el asesoramiento es fundamental, “no solo te tiene que gustar sino también que vaya con tu personalidad, que se identifique con lo que eres, en definitiva, que sea para ti”.

Lola-Lola_2910


Después de estar “de tiendas”, lo mejor es pasarse por La Trastienda y disfrutar de su variedad gastronómica en el salón interior o en su terraza. 

Lindando con Lola-Lola y ya en la Avenida, María José Jurado lleva cinco años al frente del negocio que siempre se creyó masculino y al que ha sabido imponer su firma y personalidad, tanto en la forma como en el fondo. 

Taperia La trastienda_2902

Le viene de familia y sabe muy bien que no sólo es el buen gusto de los platos sino el gusto y disfrute con los clientes. Es el lugar de encuentro ideal para comer o cenar, con una decoración e iluminación que invita a la conversación.

Impresionante es su salmorejo, como buena cordobesa rinconera lo borda; el rabo de toro, algo exquisito; su ensaladilla o su carne mechada, para chuparse los dedos; el pescado fresco que compra en la pescadería Desirée; y mucho más, por eso, lo mejor es ir a probarlo al sol del mediterráneo de la Trastienda. 


Pequeños negocios con grandes perspectivas, en el bulevar de la esquina.

Esquina del Ayuntamiento_2896