El Rincón Habla - Noticias de Rincón de la Victoria

  • Diario Digital | miércoles, 20 de enero de 2021
  • Actualizado 02:43

TRADICIONES

Publican un libro con los pregones y los carteles del Concurso Tradicional de Verdiales de Benalgabón

La obra, 'Benagalbón y Verdiales, 1994-2018', ha sido editada por el Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga y estará disponible en todas las bibliotecas provinciales.
Libro de verdiales de Benagalbón
Libro de verdiales de Benagalbón
Publican un libro con los pregones y los carteles del Concurso Tradicional de Verdiales de Benalgabón

La Diputación de Málaga acogió, el pasado 16 de noviembre, la presentación del libro 'Benagalbón y Verdiales, 1994-2018'. Una obra editada por el Centro de Ediciones de la Diputación que recoge los pregones y carteles del Concurso Tradicional de Verdiales de Benagalbón, festividad declarada de Singularidad Turística de la Provincia y de Interés Turístico de Andalucía, durante veinticinco ediciones.

Durante la presentación, el presidente de Diputación y alcalde de Rincón de la Victoria, recordó que debido a la pandemia del Covid-19, es la primera vez en la historia que el Concurso Tradicional de Verdiales de Benagalbón no se celebra, ya que los responsables y organizadores del evento decidieron suspender esta edición para garantizar la salud de todos los intervinientes, siendo imposible garantizar las medidas de seguridad y el distanciamiento entre personas.

La obra, de la que se han editado 500 ejemplares, recoge los pregones y los carteles que han dado imagen y voz a un cuarto de siglo de esta fiesta. En ella podrán leerse y recordar los pregones de Manuel Alcántara, Miguel Romero Esteo, Álvaro García o Salvador Moreno Peralta, y disfrutar de carteles de Eugenio Chicano, Buly, Robert Harvey, Lorenzo Saval o Enrique Brinkmann, entre otros grandes pintores.

Verdiales de Benagalbón

Los verdiales están reconocidos desde el año 2010 como Bien de Interés Cultural y, desde 1994, el Concurso Tradicional de Verdiales de Benagalbón sirve para poner en valor y acercar a malagueños y visitantes este arte autóctono, recuperando ambientes y costumbres casi olvidados de esta fiestas como el choque de pandas, una especie de combate entre dos pandas que aceleran el ritmo hasta que una de ellas se equivoca.

Igualmente, en Benagalbón se reduce el número de componentes de las pandas participantes hasta conformar el grupo que durante cientos de años había sido característico: alcalde, abanderado, violín, dos o tres guitarras, dos platilleros y pandero, a los que se añade el baile. De esta forma las pandas, ataviadas con los tradicionales sombreros de flores y lazos, pueden actuar en las calles y plazas de la localidad, que los vecinos decoran a la antigua usanza con macetas de flores, palmeras y cañizos.