20:26h. Viernes, 18 de Agosto de 2017

MOCIÓN DE CENSURA

PSOE de Rincón de la Victoria se pronuncia sobre la moción de censura

La alcaldesa de Rincón de la Victoria Encarnación Anaya y el secretario de organización provincial, Cristóbal Fernández, han valorado la moción de censura presentada ayer 21 de mayo como “turbia” y cuyo Pleno, al que Anaya calificó como “el pleno del fango”, tendrá lugar el 5 de junio. Ambos socialistas coincidieron que Salado y Gómez "Pepín" se han unido por “el rencor y el miedo a la justicia”.

PSOE de Rincón de la Victoria
PSOE de Rincón de la Victoria

En la convocatoria de medios de esta mañana a propósito de la moción de censura registrada por Partido Popular, Grupo Andalucista y con el apoyo de Ciudadanos, Encarnación Anaya, todavía alcaldesa de Rincón de la Victoria, recordó el cese de Gómez Muñoz “Pepín” y a su grupo municipal , el pasado 31 de octubre de 2016, comentando que lo hacían para no sucumbir a un chantaje aunque les dejara en minoría y expuestos a una moción de censura.

Anaya continuó diciendo que ahora Gómez y Salado olvidan sus disputas uniéndolos el rencor y miedo a la justicia. “A partir del 5 de junio el Partido Popular y Ciudadanos se convierten en cómplices y cooperadores necesarios de la red clientelar y de las prácticas poco transparentes de Pepin que tendrá además como marioneta a su compañero José Luis Pérez que ve cubiertas sus necesidades más primarias con un sueldo y un trabajo”. “No hay una sola justificación de gestión en esta moción de censura”, ha añadido la alcaldesa.

Anaya comentó que los acontecimientos se habían precipitado por la apertura de diligencias por parte de la fiscalía anticorrupción sobre la gestión de la EMMSA, que según explicó, está relacionado con la lista de personas que entrarían a la empresa de limpieza afines al grupo andalucista, por manipulación de documentos, por los 184.000 euros para contratar personal eventual de esa lista, y por pagos indebidos.

De Ciudadanos dijo que se han convertido en “un sucedáneo del Partido Popular en manos de Pepín” y lo calificó de “pseudopartido.”

Anaya concluyó haciendo un repaso de la lista de cosas que tenía programadas en caso de continuar al frente del ejecutivo local y achacando la falta de comunicación a la escasez de personal en el departamento de prensa, a la vez que anunciaba que en cuanto tengan confirmado favorablemente el periodo de carencia y liberación 14 millones de euros hasta 2020, se iniciaría el pago a proveedores.

 


Por su parte Cristóbal Fernández, secretario de organización del PSOE de Málaga, suscribió los argumentos presentados por Anaya sobre la moción de censura de PP, Andalucistas y Ciudadanos, que calificaba como “injustificada” y mostró el apoyo de la dirección provincial a la alcaldesa y al grupo municipal socialista.

“Este todavía gobierno ha sido de diálogo, de pactos y de acuerdos”, indicó Fernández, que añadió que  rechazaban frontalmente esta moción de censura “que no tiene más que motivos o intereses personales”.

Insistió que la moción de censura “no va a ser capaz de conformar un gobierno de estabilidad política” porque según explicó uno de los partidos que la presenta, estará en la oposición y deja un gobierno inestable y en minoría.

El Secretario de Organización provincial también tuvo palabras para Ciudadanos. De éstos comentó que estaban situando en el gobierno “a una de las derechas más retrógrada” en el sillón de la alcaldía de Rincón de la Victoria y reprocha que apoyen a un Partido Popular, dos años después, acorralado por la corrupción política y aquí en Rincón investigado por la fiscalía anticorrupción junto con el Grupo Andalucista, añadiendo que son marca blanca del Partido Popular en el municipio pero controlados por Gómez “Pepín”.

Sobre Salado y Gómez comentó que existe ahora “un matrimonio de conveniencia” y que sólo pueden tener en común “el despecho, el rencor o el miedo a la actuación de la justicia”.

Fernández añadió que de prosperar la moción de censura en Rincón de la Victoria estaría en manos de Gómez “Pepín”, porque, según alegó, Bendodo está inmerso en una campaña particular por la alcaldía de Málaga y es Salado quien lleva la Diputación, y su ausencia daría el gobierno al segundo concejal andalucista, al que también calificó como marioneta de Gómez Muñoz.