12:25h. Jueves, 24 de Agosto de 2017

SEGURIDAD

PP alerta de falta de seguridad y vandalismo en zonas céntricas durante los fines de semana

El presidente del PP de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, ha alertado hoy de la falta de seguridad y los actos de vandalismo que se están dando en determinadas zonas céntricas del municipio y sobre todo durante los fines de semanas, "sin que por parte del equipo de gobierno municipal haya habido ninguna reacción ante un problema que va camino de convertirse en endémico".

Una plaza de Rincón de la Victoria
Una plaza de Rincón de la Victoria

En concreto, una de las zonas afectadas por esta circunstancia de "dejadez, suciedad y vandalismo" es la del Señorío, "cuyos vecinos han trasladado al PP su preocupación por el hecho de estar convirtiéndose esta zona en un lugar habitual donde se hace botellón, con el consentimiento implícito del equipo de gobierno, que evita que ninguna patrulla de la Policía Local pase por la zona las noches de los fines de semana".

"Lo que no puede ser es que la dejadez de la alcaldesa, Encarnación Anaya, se extienda a todas las áreas de gestión, y esto implique un incremento de la suciedad, el abandono y la inseguridad en el municipio, tal y como estamos denunciando", ha apuntado el dirigente popular.

Asimismo, Salado ha mostrado su preocupación ante el hecho de que la falta de seguridad en el municipio "no sólo está afectando a este foco de vandalismo", sino que en las últimas semanas "se ha experimentado un repunte de robos con violencia en la zona de Torre de Benagalbón". "Es lamentable que desde el equipo de gobierno no haya ni una sola reacción institucional ante esta situación", ha criticado.

En cuanto al vandalismo, Salado ha explicado que "no sólo se trata de ruido y de falta de seguridad, sino de daños permanentes en el mobiliario urbano que se van acumulando ante la inacción de Anaya y del concejal responsable, Ezequiel Carnero".

"Mucho me temo que estamos ante otro ejemplo más del desgobierno de un equipo de gobierno que hace meses que ha perdido el rumbo, si es que alguna vez lo tuvo, pero que ya está traspasando unos límites que afectan directamente a los servicios y situaciones más básicas que debe garantizar un Ayuntamiento", ha concluido.