El Rincón Habla - Noticias de Rincón de la Victoria

  • Diario Digital | jueves, 27 de febrero de 2020
  • Actualizado 06:53

LICITACIÓN

La licitación del suministro de combustible pone de relieve el descontrol existente

El Ayuntamiento de Rincón de la Victoria licita por primera vez el suministro de carburantes para los vehículos municipales para realizar un mayor control del gasto. Una de las principales razones ha sido el descontrol existente en el repostaje para el que no existía ningún convenio con el actual suministrador.

Gasolinera
Gasolinera
La licitación del suministro de combustible pone de relieve el descontrol existente

La concejala de Régimen Interior, Josefa Carnero (PP), ha explicado que la finalidad de licitar este servicio por primera vez es “la de establecer una tarifa de suministros que garantice la disponibilidad y abastecimiento adaptado a las necesidades de los servicios públicos municipales, además de procurar la racionalización del gasto y seleccionar un proveedor que ofrezca todas las garantías”.

Esta licitación vuelve a poner de relieve el descontrol existente en el respostaje de vehículos municipales que venían haciendo las distintas áreas del Ayuntamiento con el denominador común de que todas se realizaban en la gasolinera Tamoil propiedad de Inversiones Y Explotaciones Cano, SL

Aunque no existía un convenio o acuerdo entre la empresa Cano y el Ayuntamiento, todo apunta a que habría una procedimiento tácito para que los vehículos municipales de cada área repostaran en la estación de servicio Tamoil y que se remonta a más de dos décadas en el tiempo. De esta forma, cada departamento recibía una factura mensual por carburante. El consumo total en 2018 ronda los 45.000 euros, según fuentes del Consistorio.

Tamoil en Rincon de la Victoria_2869

El importe inicial de licitación es de 110.110 euros IVA incluido y la duración del contrato de dos años

El concejal de Contratación, Borja Ortiz (PP), ha subrayado “la importancia de establecer un mayor control por parte de la administración para la mejora y transparencia de la gestión municipal, de la que cual además se prevé un ahorro en el suministro”.

Entre las novedades que incluye esta licitación está la exigencia de tarjetas de control del suministro, que además arrojarán datos de consumo y kilometraje de cada vehículo, pudiendo tratarse dichos datos de manera digital.

Para llevar a cabo las funciones propias de cada servicio, el Consistorio cuenta con un número de vehículos adscrito a cada departamento a los que hay que suministrar combustible. El parque móvil municipal registra unas 70 unidades entre turismos, furgonetas, todoterrenos, camiones y motocicletas, distribuidas entre las áreas de Servicios Operativos, Policía Local, Protección Civil, Urbanismo, Régimen Interior, Bienestar Social, Medio Ambiente e Infraestructuras.