06:26h. Martes, 11 de Diciembre de 2018

PLENO EXTRAORDINARIO

El día en que la oposición bajó al fango

Se celebraba ayer martes y 13, un pleno extraordinario, que ya se anunciaba de alta tensión, para debatir, como primer punto, el inicio del expediente de liquidación previo a la privatización de EMVIRIA, empresa pública Municipal de Viviendas de Rincón de la Victoria, reconvertida a conservación de las zonas verdes públicas desde enero de 2013.

Pleno Extraordinario noviembre 2018
Pleno Extraordinario noviembre 2018

Fernández Ibar (IU), a quien el alcalde tuvo que llamar la atención en varias ocasiones por sus faltas de respeto, quiso restar legitimidad al Pleno por el hecho de quedar poco para las elecciones y por la ausencia de dos concejales. 

Para Ibar, seis meses para las elecciones es tiempo para dejar de trabajar en el municipio, lo mismo que el hecho de que falten dos concejales: la concejala de Ciudadanos, por motivos familiares, y un concejal de Ahora Rincón, por renuncia de Carnero y porque el partido morado todavía no ha sido capaz de sustituirle por el siguiente de la lista. 

El portavoz de Izquierda Unida basó su intervención en la lectura de párrafos escogidos del informe del técnico y del Secretario municipales para montar un argumento a favor de la municipalización y en contra de la privatización, añadiendo que además se intentaban privatizar funciones de los Servicios Operativos, pero atascado siempre en el argumento de que lo municipal es más barato.

Era el turno de Antonio Moreno, de Ahora Rincon. Éste compartió la tesis de Izquierda Unida, con los que formarán confluencia, sobre la urgencia del Pleno, y acusó al equipo de gobierno de tener “asuntos turbios” y que el trasfondo estaba en la contratación de plantilla escapando del control de la administración pública. Sin embargo, su momento estelar fue cuando comparó la privatización con la pena de muerte y la ablación.

Pleno Extraordinario noviembre 2018_9182

La sorpresa, sin embargo, vino de la mano de Antonio Sánchez, portavoz del PSOE, por partida doble, que pasó de la izquierda moderada a la extrema izquierda, en un abrir y cerrar de ojos. 

La primera, y a modo de performance, cuando sacó la que pensaba que era la prueba definitiva para parar la privatización y quedar como el gran triunfador de la noche. Esgrimiendo una sentencia del Tribunal Constitucional del pasado 8 de noviembre, argumentó que el dictamen del Tribunal hacía cambiar la perspectiva de los informes de los técnicos municipales y que debía ser analizada e interpretada por el Ayuntamiento, pidiendo además, en un intento de presión, dejar el punto sobre la mesa, porque una decisión en ese momento podría estar condicionada. 

La segunda, con un giro a la izquierda más anticapitalista, más propia de la confluencia, se produjo cuando decidió demonizar a la empresa privada, metiendo miedo a los trabajadores, asegurando que la única forma de garantizar el trabajo estable es a través del empleo público. 

Pleno Extraordinario noviembre 2018_9180

Llegaba el momento de la réplica del equipo de gobierno, que a través de Gómez y de Salado, desmontaron todos los argumentos de la bancada de la oposición.  

José María Gómez, del Grupo Andalucista, les preguntó si había que parar el municipio porque faltaran dos concejales, y les recordó que ellos, como anterior equipo de gobierno, ya lo habían tenido parado durante dos años. 

Gómez les indicó que el objetivo que tienen marcado es la creación de empleo, que se limpien los jardines y se limpien las calles. Aseguró además que son los vecinos con sus comentarios y opiniones los que demandan que se amplíe el servicio, y desmintió a Ibar respecto a que se iban a privatizar los Servicios Operativos.

Una vez dicho esto, y mientras sacaba de sus casillas a los contrarios, le pidió a Ibar, primero, que se leyera bien los informes y no los tergiversara; y a Sánchez, después, que si le hubieran hecho caso a sus peticiones, no se estaría contratando ahora para abrir la piscina. Pero si algo incendió a la bancada socialista fue cuando Gómez les sacó, recortes de prensa en mano, la retahíla de casos de corrupción del PSOE.  

Pleno Extraordinario noviembre 2018_9184

El alcalde, Francisco Salado, tomaba ahora la palabra, en nombre del grupo popular, y defendía su legitimidad mientras durara la legislatura.

Reiteró la máxima de que la izquierda tiene un discurso en la oposición y otro bien distinto cuando está en el gobierno, mientras Ibar seguía perdiendo los nervios.

 

El alcalde recordó que fue precisamente el PSOE quien, en 1985, dotó a las administraciones públicas de la posibilidad de poder privatizar servicios, y que habían tenido tiempo de cambiarlo si no creían en ello. Indicó a Ahora Rincón que cuando gobiernan, privatizan los servicios públicos, aludiendo a los alcaldes de Podemos, alguna ya ex-Podemos, de Barcelona, Cádiz y Madrid.

Al igual que hiciera anteriormente Gómez, Salado insistió en la manipulación que había hecho la izquierda del informe del Secretario, saltándose la parte donde éste informaba de las ventajas de la gestión privada referente, por ejemplo, a la reducción de costes gracias a las economías de escala; y desmintió también a Ibar asegurando que no se están privatizando los Servicios Operativos, dejando al portavoz de IU de desinformado, puesto que los que mantienen ya los parques infantiles son empresas externas especializadas.


Pleno Extraordinario novimebre 2018 Anotnio Sanchez_9181

Pero si hubo un gran perdedor de la noche, ese fue Antonio Sánchez. El sainete que había interpretado sobre la sentencia del Constitucional pretendía, a todas luces, dejar sobre la mesa el punto y parar el expediente. Sin embargo, la lectura rápida de la sentencia hecha por el Secretario desmontaba las intenciones de Sánchez y explicaba, en palabras del técnico, que no afectaba al expediente, porque se refería a casos opuestos, es decir, en caso de incorporaciones al Ayuntamiento, no al de externalización. 

Finalmente, antes de la votación, Salado pidió a Sánchez que no metiera miedo a los trabajadores, porque en el pliego de condiciones se respetarían sus derechos laborales, último que garantizó personalmente.


Refuerzo para EMMSA a debate

El segundo punto de este pleno extraordinario no varió de guión y la bancada formada por la confluencia de izquierdas y este nuevo PSOE se mantuvo en su estrategia de ataques a Gómez Muñoz. De nuevo, Antonio Moreno, con una nueva perla en su estilo, rozó el insulto, considerando que ese querer dar trabajo a los rinconeros, que decía Gómez, estaba muy cerca del América para los americanos, y que eso se llamaba fascismo. 

El portavoz socialista por su parte continuaba con su ataque a Gómez Muñoz lanzando los bulos de la calle con unos histriónicos “lo que dicen de Pepín por la calle”. 

Pleno Extraordinario noviembre 2018_9179

Gómez se defendió recordándoles el fiasco de la bolsa de empleo, que por cierto, daba más puntos estar empadronado en Rincon de la Victoria, y pidiendo a Moreno que fuera a los juzgados si conocía algún caso punible.

Ahora sí, Salado cerró el segundo y último punto, insistiendo en que la limpieza y los jardines son una prioridad para ellos, de la misma manera que no lo fue para el anterior gobierno, el que formaron en segunda instancia PSOE, IU y Ahora Rincón, una vez que saliera el Grupo Andalucista por no permitirle reforzar el servicio de limpieza, que era precisamente lo que se discutía.


Como conclusión, ambos puntos, el inicio del expediente para la privatización de EMVIRIA y la contratación de los refuerzos de limpieza de EMMSA, especialmente los fines de semana, quedaron aprobados con los votos de Partido Popular, Grupo Andalucista y el voto del concejal no adscrito, Oscar Campos.