18:34h. Lunes, 19 de agosto de 2019

LITORAL | MEDIO AMBIENTE

Banderas Q de Calidad 3, banderas azules 0

Las playas de Rincón de la Victoria, La Cala del Moral y Torre de Benagalbón han sido reconocidas por cuarto año consecutivo con la Bandera Q que concede el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE). Por contra, un año más, el municipio se quedaba a principio de temporada, sin bandera azul, estándar mundial de ecocalidad turística.

Playa de Rincón de la Victoria
Playa de Rincón de la Victoria

El litoral del municipio cumple con los criterios exigibles por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), valorándose positivamente el mantenimiento y el acondicionamiento de infraestructuras, además de unas condiciones de baño óptimas y unos servicios excelentes de atención al usuario. Entre otros parámetros para su concesión destacan la gestión de las playas, la política de calidad, buenas prácticas ambientales, actividades de ocio y analíticas de calidad del agua y la arena.

Sin embargo, por segundo año consecutivo Rincón de la Victoria perdía a principios de temporada la única bandera azul, estándar mundial de ecocalidad turística de la que fue merecedora en 2017, en Torre de Benagalbón. Para este galardón que otorga otro organismo, la ADEAC, Asociación De Educación Ambiental y del Consumidor, una asociación que coopera a nivel mundial, los criterios, que son similares, se centran sobre todo en información y educación ambiental, calidad del agua, gestión ambiental, y seguridad y servicios. 

El informe de la ADEAC indicaba el pasado año, por ejemplo, que La Cala del Moral no recibía el galardón por la existencia de un carril bici en la playa. A su vez, Rincón de la Victoria incumplía además que los chiringuitos no estaban autorizados. Finalmente, Torre de Benagalbón perdía su bandera azul por deficiencias relacionadas con la accesibilidad a las playas, la inexistencia de un puesto de socorro, además de la ocupación del Dominio Público Marítimo Terrestre de chiringuitos sin título vigente. Ninguna de estas deficiencias se ha corregido actualmente. 

En cualquier caso, desde el ayuntamiento de Rincón de la Victoria han comentado que “este certificado (la Q de Calidad) es el reconocimiento al trabajo y la inversión realizada en las playas con la instalación de nuevas pasarelas, aseos, cambiadores y duchas, las mejoras de los puntos de accesibilidad y el refuerzo del servicio de limpieza en las playas”. 

Además, la playa de Torre de Benagalbón mantiene el certificado Ecoplaya que reconoce la gestión y educación medioambiental durante el período estival.