13:46h. Viernes, 15 de Diciembre de 2017

ACCESIBILIDAD

El Ayuntamiento podría tener que afrontar denuncias de los vecinos por La Casa de la Cultura de La Cala del Moral

La Casa de la Cultura, que alberga la sala Las Musas, la biblioteca municipal y varias salas para cursos para mayores, entre otras actividades, no dispone de acceso adaptado para personas con discapacidad o movilidad reducida.

Casa de la Cultura de La Cala del Moral
Casa de la Cultura de La Cala del Moral

El pasado 4 de diciembre de este año cumple el plazo dado por la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, que trata de garantizar que los vecinos puedan acceder y utilizar los espacios públicos urbanizados y edificaciones (donde se incluyen las viviendas en régimen de propiedad horizontal), medios de transporte, oficinas públicas, dispositivos y servicios de atención al ciudadano y aquellos de participación en los asuntos públicos, como el resto de sus vecinos.

Sin embargo, el acceso por la puerta principal a la Casa de la Cultura no dispone de rampa ni de otro mecanismo mecánico, que salven los 17 escalones, para facilitar el acceso o la participación a los vecinos con discapacidad o movilidad reducida como cualquier otro vecino del municipio, lo que resulta, no sólo una injusticia social, sino una vulneración de la actual Ley General de derechos de las personas con discapacidad. Por esta razón, cualquier ciudadano tendría la posibilidad de denunciar al consistorio por el incumplimiento de esta Ley, lo que supondría, cuanto menos, una fuerte sanción administrativa.

Actualmente, las personas con movilidad reducida o discapacidad tienen que entrar por la puerta trasera, que es la salida de emergencia de la sala Las Musas, aunque se da la circunstanciad que cuando hay ensayos o actuaciones, dicha puerta de emergencia no se puede usar para acceder a la Casa de la Cultura.

Este periódico, además, ha conocido a través de varios vecinos que este hecho ya ha sido denunciado por escrito en el Ayuntamiento sin haber tenido contestación a los mismos.